Actualidad

Restaurante cagüeño hace genuina la relación entre chef y comensal

El chef Carlos Portela crea los platos de acuerdo a los gustos de los visitantes.

Lusitano1

 Con el compromiso de establecer una relación auténtica entre chef y el comensal y dejar a un lado la tradicional idea de que el cocinero hace su oficio entre cuatro paredes, opera en un rincón de la Ciudad Criolla de Caguas el restorán Orujo, Taller de Gastronomía.

La dinámica del negocio comienza cuando el chef y propietario del sitio, Carlos Portela, establece una charla con el visitante sobre sus gustos, para posteriormente iniciar el proceso de creación del plato (el cual es grabado en directo y se muestra en pantallas de plasma), llevando así a cabo un concepto de comida inspiracional, cuyas peticiones tienen la posibilidad formar parte del menú fijo.

''Yo quiero que las personas sepan las caras que hay detrás de la puerta y por eso tenemos plasmas con cámara en la cocina. Mi concepto de comida no es francesa, española, americana ni puertorriqueña, se ofrece un producto con el que puedas tener una relación y conozcas'', manifestó Portela con 16 años de experiencia en las artes culinarias.

Asimismo, el chef explicó que aunque Orujo, Taller de Gastronomía -en efecto- es un restaurante, optó por otorgar el nombre de ''taller'', ya que en Europa se utiliza el término para los sitios en donde se hacen investigaciones gastronómicas, diseños de platos y constante búsqueda de la excelencia en recetas, justo lo que se hace en la cocina del lugar.

''Estamos constantemente planificando platos nuevos que muchas veces terminan en el menú. Esto me permite a mí tener un movimiento constante de productos y creatividad'', sostuvo el profesional.

 

El menú actual del negocio tiene opciones de tapas como wantanes de corned beed, tempura de langosta, foie grass, truffle mac and cheese, alcapurrias de camarones y otros.

Además, platos como filete miñón con un crust de guayaba y domplines de alcapurria, cordero, salmón y hasta pork cheeks a la brasa.

Como parte de la filosofía del lugar cada uno de los platos deben contener un ingrediente neto de la Isla, tanto así que los productos se obtienen directamente de agricultores puertorriqueños.

 Orujo, Taller de Gastronomía está ubicado frente al Centro Criollo de Ciencia y Tecnología del Caribe en la Avenida Gautier Benítez en Caguas.