Actualidad

Para qué sirve cada cuchillo

¿Te causa confusión el mundo de los cortes y los filos? Aquí la manera correcta de utilizar cada uno.

Lusitano1
(Por Ana Díaz)

Por más nuevo que seas en la cocina, sin duda has notado que hay cuchillos diferentes (y que unos funcionan mejor que otros para distintas tareas). Es un asunto que se ve complicado, sin embargo, no tienen por qué serlo si contamos con una guía que nos explique todo.

Hay cuchillos que son útiles para alimentos con distintas texturas, otros con usos muy específicos como la tarea de abrir las conchas de los mariscos, y también existen los que son para muchos usos.

Les será de especial utilidad si están por mudarse, quieren equipar bien su cocina o si quieren hacer una inversión en uno o varios cuchillos.

Cuchillos en los que hay que invertir

Si lo que quieren es un cuchillo que les sirva para el mayor número de usos posibles, deben conseguirse uno de chef: son cuchillos grandes con el filo un tanto curvo, que funcionan muy bien para cortar verduras, frutas y carnes (aunque no por eso lo usen de este modo al mismo tiempo, eviten la contaminación cruzada).

En realidad, para los que no somos expertos, pero nos gusta cocinar, un cuchillo de  chef puede ser exactamente lo que necesitamos. Otra gran inversión puede ser el de un cuchillo de utilidad, que es más delgado y ligero. Estos dos no pueden faltar en tu gaveta.

Otro cuchillo básico es uno de sierra, pues te ayudará con esos alimentos que tienen distintas texturas por dentro y por fuera, por ejemplo, el pan, los congelados, los tomates, los pepinos, etc.

Estos son los tres cuchillos con los que tendrás lo básico necesario para poder cocinar sin más problemas. De cualquier forma, en esta infografía se explica la forma y el uso de la mayoría de cuchillos que puedes encontrar:

cuchillos (Platos y copas.com)

Corta como un chef

Por último, te explicamos cómo se hace un corte como los de los chefs para que lo hagas sin cansarte, estés seguro y no te duelan los dedos:

1. Siempre mantén tus nudillos adelante de tus dedos.
2. Mantén el dedo gordo apoyándolo en el metal, mientras los demás dedos están en el mango.
3. Finalmente, úsalo como una especie de palanca.