Actualidad

Multan al Museo del Helado por piscina de ''sprinkles''

Tendrá que pagar $1,000 a la Ciudad de Miami.

Lusitano1

Luego de que el ambientalista estadounidense Dave Doebler asegurara que los sprinkles de plástico de la piscina del Museo del Helado eran una ''amenaza ambiental'' para la bahía Vizcaína de Miami, la compañía a cargo de la atracción tendrá que pagar una multa y sustituir por material biodegradable.

El Museo del Helado tendrá que pagar $1,000 a la ciudad de Miami luego de que un vídeo en las redes sociales (publicado por Doebler) mostrara piezas de sprinkles regadas por las aceras de la Avenida Collins, en donde ubica la atracción.

''Los sprinkles quedan en la ropa y una vez salen los tiran fuera. Estos van a los drenajes en la calle y directamente a la bahía, causando daños a la vida marina'', describe el vídeo de Doebler.

Enseguida la ciudad se encargó investigar la situación y sancionar por una cantidad de $1,000 al violentar códigos de sanidad.

Ante ello, la portavoz del museo, Devan Pucci, expresó que la compañía estaría sustituyendo los sprinkles tradicionales por biodegradables.

El Museo del Helado abrió sus puertas en Miami el pasado 13 de diciembre.