Actualidad

¿Existe el sexismo en las cocinas?

Opinión del historiador y escritor experto en gastronomía, Cruz Miguel Ortiz.

Lusitano1

En el Puerto Rico contemporáneo hoy hay un sinnúmero de institutos que ofrecen preparación académica en artes culinarias, algo que no existía tan marcado en la época del ascenso de las primeras chefs. Por lo tanto hoy hay numerosas posibilidades para las mujeres entrenarse profesionalmente en la alta cocina.

Pero de aquí a ser una celebrity chef sigue aún siendo cuesta arriba debido a otros factores estructurales y culturales. Por ejemplo, el main stream de los medios consideran que capitalizan mejor proyectando una imagen de la chef -aún cuando sea propietaria de restaurantes y chef ejecutiva- como una cocinera hommey y todos los matices que ello rodea.

De la misma forma a veces no es la industria mediática o el medio ambiente de las cocinas profesionales, sino las perspectivas sexistas imbricadas también en el “capital cultural culinario” de los comensales. Se trata aun de la prevalencia del imaginario culinario centrado en la división por género del trabajo doméstico, según el cual la mujer es mejor cocinera doméstica que cocinera profesional. Es decir los varones son mejores chefs porque cocinan con la cabeza, y no con el corazón.

cocinero

Esta perspectiva muchas veces lleva a que las chefs con educación culinaria profesional sean reclutadas como pasteleras o cuanto más lleguen a ser sous chefs, pero no chefs de primera fila o ejecutivas.

Otro punto se relaciona con la biología femenina. Así pues, algunos hombres propietarios de restaurantes consideran que más avanzadas mujeres chefs podrían en algún momento optar por la maternidad, y si esto ocurre el propietario varón podría perder un recurso valioso capaz de dar prestigio a un restaurant.

Estas y muchas más situaciones pueden estar ocurriendo en la alta cocina puertorriqueña y en el entre juego de las relaciones de género en el mundo de la alta cocina. Pero claro, hay mucho por hacer.

 

Para leer más sobre la historia de la gastronomía puertorriqueña, puedes leer las siguientes piezas del autor: Puerto Rico en la olla ¿somos aún lo que comimos? y Eating Puerto Rico: A History of Food Culture and Identity.