Actualidad

Pescadores preocupados de cara a Semana Santa

Por situación que atraviesan luego de María

Lusitano1

Un grupo de pescadores se mostró preocupado cara a la Semana Santa, por la situación que atraviesan luego del paso del huracán María, que destrozó muelles, embarcaciones y materiales.

Pescadores de la villa Pesquera de la Playa de Ponce y del sector El Boquete de Peñuelas solicitaron que el Cuerpo de Ingenieros extienda el tiempo de permisos originales para dragar ampliamente la bahía mientras, que otros desean que se les ayude en la reparación del muelle municipal, al igual que el embarcadero.

A su vez, pidieron la entrega de mejores equipos, particularmente para los que son buzos.

Las peticiones se dieron durante un recorrido del presidente de la Comisión de Agricultura del Senado, Luis Berdiel Rivera, por la villa pesquera de La Playa de Ponce y la del sector El Boquete en Peñuelas.

La audiencia ocular se realizó a tan sólo días de que se celebre en Puerto Rico la Semana Santa, período que representa un alza en ventas en el pescado y que redunda en mejoras ecnómicas para los pescadores.

“Hemos visto las necesidades que tienen nuestros pescadores tras el paso de estos huracanes y queremos que nuestros pescadores puedan salir al mar más tranquilos, cómodos y seguros día a día como acostumbran a hacer de madrugada, de noche, bajo el sol sin importar las inclemencias del tiempo para que podamos consumir pescado fresco”, dijo Berdiel Rivera.

El legislador exhortó a los pescadores a que se certifiquen como bonafide y presenten sus estadísticas para poder cualificar para todas las ayudas que coordina el Departamento de Agricultura (DA).

Al respecto, el representante del DA, Carlos Rodríguez, informó que la agencia identificó 400 mil dólares para ayudar a los trabajadores del mar.

Según detalló, con este dinero, la agencia planea entregar a los pescadores vales para que puedan comprar materiales como anzuelos, alambres, nasas, entre otros.

“Queremos darle una porción pareja a todos los que están registrados”, indicó.

Debido a la falta de un dragado adecuado en la villa pesquera de Ponce muchos de los pescadores han tenido que vender sus embarcaciones particularmente las pequeñas, que son las que más se han visto afectadas por las altas marejadas.

Berdiel Rivera pudo constatar esto al salir con uno de los pescadores en una de las embarcaciones.

El senador dijo que solicitará reunirse con la comisionada residente en Washington, Jenniffer González Colón, para ver de qué forma se puede hacer, con los fondos de emergencia federal, el dragado en Ponce.

El político estimó que el costo del dragado pudiera aproximarse a un millón de dólares.

Asimismo, le solicitó al personal del municipio de Ponce que renueve el contrato del municipio con los pescadores.

La audiencia ocular se produjo en virtud de la resolución del Senado 69, que ordena a la Comisión de Agricultura realizar una investigación de las industrias agrícolas.