Actualidad

DACO y Agricultura promueven compra de la pesca local

Las agencias se encuentran inspeccionando establecimientos que venden pescado y otros mariscos para asegurarse de la frescura, la calidad y que se cumple con los reglamentos de pesas y medidas de producto

Lusitano1

El Departamento de Asuntos del Consumidor, en conjunto con el Departamento de Agricultura, se encuentran inspeccionando establecimientos que venden pescado y otros mariscos para asegurarse de la frescura, la calidad y que se cumple con los reglamentos de pesas y medidas de productos.

“Ya estamos en la época de mayor venta de pescado y otros mariscos, que tradicionalmente son los días previos a la Semana Santa. Hoy estuve junto al secretario de Agricultura, el agrónomo Carlos Flores, y pudimos constatar que luego de los fenómenos como María y las más recientes marejadas, la pesca se ha ido normalizado”, expresó el secretario de DACO, Michael Pierluisi, quien estuvo acompañado de personal de la División de Pesas y Medidas.

Esta división de DACO se dedica- entre muchas otras cosas- a certificar las balanzas en los establecimientos de venta de productos como pescado. La calibración de esas balanzas garantiza que el consumidor paga por la cantidad exacta que compra.

El secretario de Agricultura, en tanto, aseguró que “es importante visitar las diferentes villas pesqueras para confirmar que las operaciones se lleven a cabo a beneficio del consumidor y sus operadores. Hoy estuvimos junto con el secretario de DACO y el alcalde de Cataño, Félix Delgado, y visitamos la villa pesquera de esa municipalidad para certificar la calidad del pescado local. Le digo a nuestra gente que no van a encontrar un producto más fresco y de mejor calidad que el pescado de Puerto Rico”.

“La Villa Pesquera de Cataño, sus dos pescaderías y los cuatro quioscos de comida están listos para recibir al público que guste de pescado fresco para confeccionar en sus hogares o para consumirla aquí. Es importante que vivan la ruta gastronómica de nuestro pueblo”, dijo, por su parte, el alcalde de Cataño, quien estuvo acompañado, además, por el senador Carmelo Ríos.

Los funcionarios hicieron un llamado a prestar atención a los vendedores de pescado que proliferan en las carreteras en estos días, puesto que es imposible garantizar la frescura y la calidad, además de que se cobre de manera correcta y en ley.