Actualidad

Denuncias por acoso sexual contra empleados de reconocida marca de ''fast food''

Grupos se unieron para brindar apoyo a empleadas.

Lusitano1

Alentados por el movimiento YoTambién, dos grupos nacionales de activismo en Estados Unidos se unieron para presentar quejas de acoso sexual contra McDonald’s a nombre de 10 mujeres que han trabajado para la cadena de comida rápida en nueve ciudades.

Las trabajadoras (una de ellas de 15 años) denunciaron manoseos, propuestas sexuales, exhibicionismo y comentarios lascivos por supervisores. De acuerdo con sus quejas, cuando las mujeres reportaron el hostigamiento, fueron ignoradas o víctimas de burlas y, en algunos casos, sufrieron represalias.

La campaña legal fue organizada por Fight for $15, que trabaja para elevar el salario mínimo de los trabajadores de bajos ingresos. Los costos son financiados por TIMES UP Legal Defense Fund, lanzado en enero por el Centro Nacional Legal de Mujeres para proveer abogados para mujeres que no pueden pagar por los costos de presentar sus propios casos.

Las quejas, presentadas ante la Comisión de Oportunidades Iguales de Empleo, fueron anunciadas el martes, dos días antes de la reunión anual de accionistas de McDonald’s en Oak Brooks, Illinois.

Respondiendo a las quejas, la portavoz de McDonald’s Terri Hickey dijo que “no hay lugar para el hostigamiento ni discriminación de ningún tipo” en el lugar de trabajo.

“McDonald’s Corporation se toma las acusaciones de acoso sexual muy seriamente y está confiada de que nuestros franquiciados independientes, que son dueños y operan aproximadamente 90% de nuestros 14.000 restaurantes en Estados Unidos, harán lo mismo”, dijo Hickey por correo electrónico.

Fight for $15 dijo que los restaurantes nombrados en las denuncias son administrados por franquiciados, no directamente por McDonald’s. Pero las quejas nombran tanto a McDonald’s Corp. como a los franquiciados, pues es parte de la campaña de Fight for $15?s para responsabilizar a la compañía por problemas de empleo y salarios en las franquicias. La compañía dice que los franquiciados son dueños independientes y esta posición ha complicado las gestiones para sindicalizar a los trabajadores en toda la cadena.

Cuando acusaciones similares de acoso sexual fueron presentadas por Fight for $15 a nombre de trabajadores hace dos años, McDonald’s prometió revisarlas. Sin embargo, Hickey _ en su nueva respuesta _ no dijo si esa revisión llevó a cambios de políticas y prácticas para combatir esos hostigamientos.

Entre las nuevas denunciantes está Tanya Harrell, de 22 años y residente de Nueva Orleáns, quien dijo que sus dos supervisores se burlaron de ella y no tomaron medidas cuando ella les informó de hostigamiento verbal y físico sostenido contra ella por otro empleado.

Harrell, que gana apenas 8,15 dólares por hora, dijo que hacer pública la denuncia es duro emocionalmente, pero agregó que está orgullosa de su decisión.

“Siento ahora que tengo una voz”, dijo en una entrevista telefónica. “Me da motivación y valor”.