Actualidad

Taller de Tapas: festival de sabores de Cataluña

Con el mismo sabor, frescura y calidad de alimentos que en su espacio original, abrió un segundo Taller de Tapas en Paseo Caribe.

Lusitano1

Un pedacito de Barcelona en San Juan. Así se compara la atmósfera que disfrutan los visitantes en el Taller de Tapas. Empero, más que la ambientación y los acentos decorativos que evocan los vistosos mosaicos del Parque Güell, una de las principales obras de Gaudí en Barcelona, los aires de Cataluña se aprecian en cada bocado de los exquisitos pintxos (pinchos) o montaditos confeccionados con ingredientes autóctonos o muy similares a los que utilizan en España.

La propuesta culinaria del Taller de Tapas goza de muy buena acogida por los amantes de las tapas y la buena coctelería, razón por la cual a dos años de establecer el primer Taller de Tapas en Guaynabo, ya abrió su segundo restaurante en un espacio más amplio, ahora en Paseo Caribe en la zona turística de San Juan.

“Lo que nos distingue es que tenemos una amplia variedad de pintxos (pinchos) que se van a estar rotando a través de la velada y a su vez los comensales también pueden pedir tapas con porciones más grandes para compartir. Son las típicas tapas españolas con un toque catalán porque utilizamos ingredientes y productos españoles en la medida en que los podamos conseguir. Los sabores son completamente españoles y no hemos criollizado nada para que las personas que nos visiten puedan tener la experiencia más real de las típicas tascas españolas”, explicó la propietaria Ingrid Xaubet, oriunda de San Pol de Mar en Cataluña.

Queso manchego con aceite de oliva, queso de cabra y jamón serrano, brie con nueces y miel, salmón ahumado, king crab y dátiles con queso de cabra son algunos de los pintxos fríos más populares.

De los pintxos calientes, se recomienda la sobrasada con miel, los pepitos con serrano, la muselina con bacalao, pollo empanado con hojuelas, chistorra, solomillo de cerdo con cebolla y membrillo, morcilla frita con cebolla caramelizada, y el queso de cabra con serrano frito y miel. ¡Todos son deliciosos!

De las tapas sugirió, la cazuela de almejas, el salpicón de mariscos, los dados de tiburón, botifarra esparracada, espinacas y gambas, patatas bravas o aioli, o el tradicional pulpo a la gallega, los chorizos al vino, las gambas al ajillo, los calamares fritos a la andaluza, el arroz negro (calamares en su tinta) y la paella de mariscos.

“Decimos que nuestra propuesta es cocina creativa catalana porque nuestras recetas son recetas familiares o adaptadas a la cocina catalana. Nosotros lo que vendemos es una experiencia y nuestra intención es que los comensales la pasen bien”, resaltó Edgardo Vázquez, propietario.

Otra de las particularidades que hace especial este restaurante es el acogedor salón comedor que ostenta una terraza y  una cómoda barra, con una gama de cócteles y gin & tonics, como las refrescantes creaciones de la casa, y una selección de vinos españoles y vinos boutique.

Entre los curiosos cócteles del mixológo Timmy Ortega, se enamorará del Pau Casals con ginebra, St Germain, simple syrup, limón y cava; la Santarita una exquisita versión de la tradicional Margarita; Gin-A-Palooza con ginebra, frambuesa, limón y bitters de chocolate y la Caída del Cielo con ginebra, spicy liquor, cherry liquor, mezcal y walnut bitters; y el D'Or Fashion con vodka, cherry, limón y parcha.

Además sirven Mocktails (cócteles sin alcohol), como el Paraíso con fresa, miel, limón y canela; Culpa Teva con jugo de piña, jugo de china y syrop de cherry; y el Simplement con cranberry, limón y club soda. También una selección de vinos españoles y vinos boutique.

Más datos del Taller de Tapas en Paseo Caribe:
-Los martes tienen música Nova trova que se suele escuchar en las
tascas tradicionales, los miércoles presentan Ladies' Night con copas de cava ilimitada por $10. Los sábados podrá disfrutar de Rumba Catalana.
-Los domingos sirven brunch a $20 dólares, el plato principal y mimosas ilimitadas confeccionadas con jugos naturales.
-Sientan 170 personas