Actualidad

Seis alimentos que no son tan vegetarianos como parecen

Si consumes muchos de estos alimentos sin pensarlo, quizás no eres tan buen vegetariano como creías.

Lusitano1

Pareciera sorprendente, pero muchos de los alimentos que nos rodean, y que parecieran libres de ingredientes de origen animal, en realidad contienen algunos de esto.

Muchas veces es cuestión de observar el proceso al cual son sometidos estos productos, no tanto su contenido. Leyendo un artículo recordé que ser vegetariano es a veces más complejo de lo que parece.

Atendiendo a esta información, hemos preparado la siguiente lista, para que no solo no te tomen por sorpresa, sino sepas cómo solucionar y evitar esos productos y alimentos que parecen vegetarianos, pero no lo son.

1. La cerveza

No por los ingredientes que se usan para prepararla, sino por el proceso por el cual se extrae. En algunas marcas, se usa como filtro gelatina de vejiga de pez. Para evitarlo, siempre puedes elegir más cervezas artesanales (en las que puedas consultar su proceso).

cerveza-3.jpg

2. Mantecados

Aunque tu estilo alimenticio te permita consumir lácteos, si no consumes huevo, debes tener mucho cuidado con el helado. Muchas veces, para lograr un helado con consistencia más cremosa, se le agrega huevo a la mezcla.
Para evitarlo, siempre puedes elegir las variedades de agua o revisar la lista de ingredientes cuando lo compres en el supermercado. También puedes preparar tu propio helado vegano.

creanheladosaborfacebook.jpg

3. Azúcar blanca

Esta a veces es procesada con huevos carbonizados. Para evitarla puedes usar endulzantes como stevia o azúcar mascabado.

azucar-3.jpg

4. Pan

Aunque los ingredientes fundamentales del pan son harina, levadura, agua y sal, a muchos se les agrega suero de leche, mantequilla, huevos y azúcar. Si puedes comer lácteos, para evitar el huevo en el pan siempre puedes elegir los que estén elaborados con hojaldre (que no lo contiene). También puedes elegir los panes que no tengan ese brillo en la parte superior (que significa que los barnizaron con huevo en algún punto).

panintegralparahamburguesa-1.jpg

5. Gelatina

gelatina

Me ha sorprendido el número de personas que no saben que la grenetina para elaborar gelatina se fabrica con el tejido conectivo de los huesos de los animales, hervido en agua. Cuando compres gelatina en alguna tienda mira los ingredientes, algunas marcas usan elementos como el agar-agar, o la carragenina que no son elaboradas con animales, sino con algas y otros elementos. Otra solución es hacer tus propias gelatinas en casa.

6. Aderezo para ensaladas

Aunque en muchos lugares, las opciones vegetarianas se reducen a estas delicias, es un peligro añadirles aderezo. La realidad es que ponerle demasiado de este a tu platillo verde la puede convertir en una bomba de calorías (igual o peor que comer una hamburguesa).
Para dar sabor a tu ensalada siempre elige los que son hechos a base de soya o aceite de oliva; escoge aquellos a los que puedas leer la etiqueta.

aderezo.jpg

Seguramente hay muchos más. La clave, como siempre, es comer sano, leer las etiquetas y mantenerse informado. Conocer el origen de tus alimentos es la clave para mantenerse saludable.