Actualidad

Restaurante de comida rápida critica el sexismo con nueva campaña

Su nueva campaña publicitaria presenta el tema del ''impuesto rosa''.

Lusitano1

El ''impuesto rosa'' que obliga a las consumidoras a pagar más por los productos ''para mujeres'', es el tema principal que expone una popular cadena de comida rápida en su nueva campaña ''Chick Tax''.

La empresa utilizó su nuevo anuncio para hacer un llamado a las prácticas equitativas desde cualquier ámbito, incluso la gastronomía.

Las imágenes muestran la venta de  ''chicken fries'' a un precio mayor para las mujeres y entregadas en un paquete de tonalidad rosa. El costo provocó reacciones de disgusto entre las protagonistas del vídeo, un grupo de clientas mujeres. Posteriormente, se muestran estadísticas del costo real del impuesto.

''En Burger King creemos que todo debería ser equitativo'', finaliza.

Un estudio del Departamento de Asuntos del Consumidor (DCA) de Nueva York relevó que los productos ''para mujeres'' cuestan un 7 por ciento más que los de hombres.