Actualidad

Municipio de Carolina insiste en que no se opone a ''food trucks''

El municipio reafirmó hoy que la ordenanza salvaguarda el bienestar y la seguridad de los ciudadanos

Lusitano1

Destacando que su posición para regular los negocios ambulantes en territorio carolinense no se opone a la operación de estos, el Gobierno Municipal Autónomo de Carolina reafirmó hoy que la Ordenanza 08 serie 2017-2018-09, aprobada en febrero pasado y la cual ha sido objeto de controversia en los tribunales, pretende más que nada salvaguardar el bienestar y la seguridad de los ciudadanos.

“El Municipio apoya el desarrollo económico en Carolina y a los pequeños comerciantes, pero es nuestro deber ministerial como gobierno municipal proteger la vida, salud y seguridad de nuestros constituyentes. De igual modo, era pertinente atender las necesidades recientes que han surgido producto de la operación de este tipo de negocios, los cuales no contaban con una reglamentación atemperada a la realidad actual”, explicó el alcalde José Carlos Aponte.

El primer ejecutivo municipal recordó también que son decenas los comercios ambulantes que participan consistentemente en actividades auspiciadas por el Municipio de Carolina, por lo que expresar que el ayuntamiento se opone a este tipo negocios es erróneo y contradictorio.

Otro de los aspectos que el alcalde Aponte considera primordial a la hora de apoyar la reglamentación de los Food Trucks es la operación en estaciones de gasolina. “La operación de negocios que utilizan estufas, hornos y otros productores de flama en una estación de expendio de gasolina, diesel y productos similares es algo sumamente peligroso que atenta directamente contra la seguridad de los ciudadanos”, sostuvo Aponte.

Asimismo, el alcalde carolinense apuntó que la fiscalización contributiva también era un asunto de suma prioridad, pues existen negocios con patentes de categoría “ambulantes”, que en la práctica diaria operan como “negocios fijos”.

“En este sentido, armonizamos la actividad comercial en general e identificamos nuevas estrategias para garantizar una mejor convivencia entre la ciudadanía”, señaló Aponte.

Cabe destacar que la pieza legislativa, de la cual se desprende el nuevo reglamento para la operación de los negocios ambulantes, fue aprobada de manera unánime por todos los miembros de la Legislatura Municipal de Carolina, el pasado mes de febrero.

Entre otros aspectos, la Ordenanza Municipal permite la operación de negocios ambulantes en periodos de doce horas diarias continuas, así como la colocación de mesas y sillas para los comensales, siempre y cuando sean retiradas al culminar las operaciones diarias. Además, permite el uso de generador eléctrico y el uso de gas, siempre y cuando su ubicación sea parte de la unidad móvil del negocio ambulante.

“La salud, la seguridad y el orden en la vida comunitaria son intereses públicos y apremiantes que deben ser considerados de manera cautelosa. El nuevo reglamento pretende garantizar el bienestar de los conciudadanos, así como asegurar un desarrollo económico organizado y bien planificado.”, finalizó el Alcalde José Carlos Aponte.

 

Notas relaciondas: