Actualidad

Estas son las comidas de las fiestas que sí puedes volver a calentar

¿Eres de los que recaliente la comida de las fiestas navideñas? Presta atención a estos consejos

Lusitano1

Es toda una tradición sacarle el máximo a los platillos que sobran de las fiestas de Navidad, ya sea para comer en la casa o llevar al trabajo, lo que nos ayuda a ahorrar tiempo en cocinar nuevamente.

Pero no toda la comida que sobra se puede volver a calentar en un microondas.Para evitar malos ratos, es importante que sigas estos consejos de Huffington Post.

istock000052845284medium660x550.jpg

¿Cuáles son los alimentos que se pueden recalentar?

Si no quieres volver a cocinar los próximos días, se recomienda recalentar las sopas, guisos, purés, pastas, algunos arroces, pescados y carnes guisadas.

Por otra parte, las carnes y los pescados a la plancha no quedan bien, aunque pueden ser recuperables si fueron cocinados en horno. Tampoco los fritos y rebozados son apropiados, aunque muchos de ellos- empanadas de carne, pescado rebozado, croquetas- suelen aguantar bien un día a temperatura ambiente.

Además, hay otros alimentos que sufren cambios en su composición cuando se recalientan que pueden acarrear problemas de estómago al digerirlos, como es el caso del pollo, champiñones, papas, espinacas, remolachas, apio o los huevos.

Pero además de estas comidas, es importante considerar el tiempo. Si se cocina sabiendo que esa comida va a ser recalentada, hay que estimar que el preparado no debe pasar más de dos horas a temperatura ambiente ya que favorece la aparición de microorganismos que nos pueden hacer mal.

Cuando esté la comida templada o haya dejado de emitir vapor, hay que guardarlo en el refrigerador.

La forma correcta para recalentar la comida

Cada preparación tiene una forma especial para recalentar, aunque hay algunos consejos comunes a todos los platos. Uno de ellos es observar que el centro del alimento llegue a los 158º F para evitar la presencia de microorganismos.

cocinarmicroondasmalo660x550.jpg

Además, es importante vigilar que la comida se recaliente en forma homogénea, evitando que otras zonas se encuentren frías. Si se trata de sopas, lo mejor es llevarlas a ebullición.

Evita recalentar varias veces un plato de comida, ya que no va a quedar bien- los alimentos van perdiendo calidad- y además, pueden haber microorganismos que han estado varias veces a temperaturas en las que pueden reproducirse.

Por otra parte, se debe tener precaución con el uso de tablas, cubiertos, trapos o cualquier utensilio que haya estado en contacto con alimentos crudos cuando recalientes la comida.

Microondas, al fuego o al horno

El uso del microondas es la forma más fácil para recalentar un alimento, aunque debes tener algunos cuidados, como elegir la temperatura y tiempo adecuados. Elige bien el tipo de programa, procurando que los líquidos, carnes y pescados tengan una temperatura más alta.

No olvides utilizar un recipiente apto para microondas,uno de cristal o cualquier vajilla sin metal. Tapa el recipiente con una tapa especial de plástico con orificios.

Además, no olvides revolver la comida antes y durante el proceso para que el alimento se caliente de manera homogénea. Si quieres que no quede seca tu comida,  puedes añadir antes o durante un poco de agua o aceite.

Si tienes una cocina, te contamos que esta es la mejor manera de recalentar la comida. Además, se puede calentar varias raciones y es más práctico.

Para que quede perfecta la comida, debes colocarla en un sartén u olla y añadir algo líquido como agua, caldo, un chorro de aceite, leche, tomate, en función del preparado, así evitarás que se pegue y quedará jugoso.

hornointeligente660x550.jpg

Luego debes calentar a fuego lento o medio e ir revolviendo para que el calor se distribuya bien. Si tapas la comida durante el proceso de recalentamiento, el vapor que desprende hará que la comida no se reseque.

Otra posibilidad es recalentar la comida al baño María, con el que solo debes colocar el recipiente de la comida dentro de una olla más grande con agua y calentar. Esta forma es muy recomendable para recalentar el arroz.

Por último, hay alimentos que quedan mejor si se recalientan en el horno como los estofados, las carnes y pescados en salsa y los platos hechos con masa, como pizzas, empanadas, lasañas, canelones y productos de pastelería.

Selecciona la opción grill y programa a temperatura baja para que se caliente completamente. Para asados en salsa y platos con masa como la lasaña, puedes poner un papel de aluminio encima del recipiente sellándolo bien, así evitamos que se reseque.

Por eso también es buena idea echar un chorro de aceite.

Te recomendamos: