Actualidad

Estudio revela beneficios del consumo de queso

Las personas que se abstuvieron de consumir queso experimentaron una mayor tasa de mortalidad.

Lusitano1

Difícilmente exista una persona a la que no le guste el queso. El queso es sin duda uno de los alimentos lácteos más versátiles, para algunos puede llegar a ser una tentación pecaminosa, pues algunas variedades presentan mayor porcentaje de grasas.

Para los amantes del queso hay una buena noticia compartida por investigadores de la Universidad de McMaster en Canadá: comer queso puede alargarnos la vida.

Durante la investigación estudiaron los hábitos de consumo de 130.000 personas de 35 a 70 años de edad distribuidas en 21 países Los resultados concluyeron que los participantes que consumieron una cantidad sustancial de queso, aproximadamente dos porciones por día, experimentaron una disminución en el nivel de apoplejía y enfermedad cardíaca.

En contraste, las personas que se abstuvieron de consumir queso (u otros productos lácteos) experimentaron una mayor tasa de mortalidad, con un 44 por ciento.

El queso no es tan malo como se pensaba

El profesor de nutrición de la cadena alimentaria en la Universidad de Reading, Ian Givens, dice que estos hallazgos son lo suficientemente poderosos como para hacernos repensar la manera en que consideramos a los productos lácteos.

Según el investigador el estudio desmitifica la creencia de que “las grasas saturadas de los productos lácteos (probablemente aparte de la mantequilla) están asociadas con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, a diferencia de otras fuentes”.

Sin embargo, los investigadores sostienen que es demasiado pronto para determinar si el queso realmente puede prolongar la vida. Lo que si está comprobado es que su mala fama como un alimento dañino para el sistema cardiovascular no es tal.

Mira en vídeo