Actualidad

Johnnie Walker revive fantasmas del pasado con el Blue Label Ghost and Rare Port Ellen

Johnnie Walker Blue Label Ghost and Rare Port Ellen es la segunda versión de la serie de ediciones especiales creadas con whiskys únicos e insustituibles, provenientes de destilerías "fantasmas" que han cerrado sus puertas hace muchos años

Lusitano1

Johnnie Walker revive la mística destilería de Islay, Port Ellen con el segundo lanzamiento de su serie de ediciones especiales Johnnie Walker Blue Label Ghost and Rare. Esta edición limitada está compuesta por inigualables maltas que se ocultan en las reservas de Johnnie Walker Blue Label, así como irremplazables whiskys cuyo elixir proviene de destilerías fantasmas que han permanecido cerradas desde hace mucho tiempo. 

Johnnie Walker Blue Label Ghost and Rare Port Ellen rinde homenaje a una de las destilerías más famosas de la industria del whisky a nivel mundial. Ubicada en el borde de la bahía de Kilnaughton en Islay, Port Ellen es una emblemática destilería inaugurada en 1824, lugar donde se llevaba a cabo la producción de un single malt ahumado y muy especial: añejado en barricas de roble de doble uso, el favorito de los amantes del whisky por su característico sabor a madera.

Desde que Port Ellen cerró sus puertas definitivamente en 1983, coleccionistas y amantes del whisky alrededor del mundo se han dado a la tarea de buscar botellas provenientes de esta icónica destilería fantasma, consideradas tan peculiares como el espíritu por el cual son famosas. 

Johnnie Walker Blue Label Ghost and Rare ha sido creado artesanalmente por el Master Blender Jim Beveridge y su apasionado equipo de expertos Mezcladores, utilizando únicamente ocho de los whiskys más complejos y exclusivos, provenientes de los cuatro rincones de Escocia. 

Considerado por Jim Beveridge como una “emocionante exploración de sabor”, en el corazón de esta edición especial se pueden apreciar las notas del tan codiciado single malt de Islay, Port Ellen, así como de los whiskys de otras destilerías abandonadas como Caledonian y Carsebridge.

“Los whiskys que componen esta edición especial otorgan una visión fascinante de otro mundo, y permiten explorar el carácter único e incomparable de los whiskys originarios de destilerías icónicas que ya han cerrado sus puertas, brindando así algo mágico a cada gota de Johnnie Walker Blue Label. Es realmente fascinante destacar la esencia que hace tan singular a este líquido”, comenta Jim Beveridge. 

Johnnie Walker Blue Label Ghost y Rare Port Ellen es una joya dentro del portafolio de Johnnie Walker. Esta edición exclusiva y limitada ofrece una experiencia completamente única para los amantes del whisky, en gran parte por sus maltas raras que brindan un toque de sabores cítricos y frutas tropicales, lo que logra un equilibrio perfecto con este preciado whisky “fantasma” de Port Ellen. Además, brinda un ahumado marítimo único y que de inmediato te transporta a la isla neblinosa donde se encuentra Port Ellen”, comento Brenda Pizarro, gerente de marca senior de licores de Méndez & Co.

La edición especial y limitada Johnnie Walker Blue Label Ghost and Rare Port Ellen ya está disponible en La Bodega de Méndez (Guaynabo 787-277-5880, Añasco 787-826-7570, Ponce 787-651-1999) y en tiendas seleccionadas mientras duren.