Actualidad

Pareja boricua impacta países con ayuda humanitaria

Abbaletas es un concepto de paletería con un propósito mayor, desde refrescar el paladar de muchos, hasta impactar países con ayuda humanitaria

Lusitano1

Cuando los puertorriqueños Gabriel y Odalis Martínez decidieron emprender en el negocio de las paleterías, no solo tuvieron el propósito de ofrecer una refrescante oferta de sabores para el deleite de sus clientes, sino también tocar vidas de forma individual y colectiva, y por qué no, naciones con extrema necesidad.

En aras de lograr su misión, este joven matrimonio abrió hace cerca de un año el primer establecimiento bajo el nombre de Abbaletas, ubicado en St. Cloud, Florida, y desde ese acogedor espacio están logrando satisfacer el gusto de la clientela con una diversidad de sabores que complacen el paladar a la vez que alimentan el espíritu. Y es que cada uno de los palitos o soportes de las paletas está reforzado con un versículo bíblico para tocar el corazón de quien lo sostiene.

Es así que estos abogados licenciados proyectan impactar personas, familias, comunidades y países enteros a través de sus productos.

“Abbaletas ha sido una experiencia transformadora. Dejar a un lado y entregar lo que parecía ser nuestro estilo de vida para siempre, no fue sencillo, pero sí muy satisfactorio. Estamos enfocados, agarrados de una promesa creyendo que de abogados a paleteros alcanzaremos mucho más que desde una oficina legal”, compartió Odalis Martínez.

Como parte del plan que se ha trazado, la pareja inició este mes de marzo un agenda de viajes misioneros que anualmente los llevará a alguna parte del mundo con el fin de bendecir el territorio. La primera ruta los dirigió a la isla caribeña de Cuba donde permanecieron por cinco días llevando ayuda humanitaria, equipos electrónicos, alimentos, artículos de primera necesidad y del hogar y más en Santiago de Cuba.

Además, realizaron labor comunitaria en la Fundación Familias Productivas. Familias Productivas es un proyecto de tipo familiar y cristiano que se dedica a proveer ayuda y trabajo a familias cubanas. La organización se dedica a la creación de cerámicas a base de yeso para la venta al detal y su misión es servir de puente para mejorar la calidad de vida de diferentes familias.

Para hacer posibles estos viajes, que próximamente incluirán a Puerto Rico, República Dominicana, Perú, Chile y África, Abbaletas separa el diez por ciento de sus ganancias.

  • Te recomendamos:

Lujoso restaurante en Condado cerrará sus puertas

Tras 11 años destacándose por su servicio culinario

“Nuestro primer viaje misionero fue de gran impacto. Poder llegar hasta Cuba y ver de primera mano la necesidad, cambió nuestro corazón y nuestra perspectiva de vida para siempre. No es hasta que nos adentramos a lo que un día escuchamos que podemos entender que, no solo en Cuba, sino en muchas partes del mundo hay una gran necesidad, tanto de palabra y aportación”, añadió su esposo. 

Abbaletas es un negocio familiar de paletas elaboradas con frutas 100 por ciento natural y combinaciones de sabores hechos a base de crema. Todos se pueden complementar con alguno de los más de 30 toppings o ingredientes adicionales para hacer de cada paleta un diseño especial.

Entre las proyecciones del negocio se considera la apertura de otros establecimientos en el estado de Florida, alrededor de Estados Unidos, sin dejar a un lado Puerto Rico, lugar que desde los inicios ha estado en su corazón.