Actualidad

Denuncia que venta de huevos extranjeros desplaza el local

El presidente de la compañía To’ Fresco, Juan De la Vega denunció el desplazamiento del huevo local ante el extranjero

Lusitano1

El presidente de la compañía To’ Fresco, Juan De la Vega denunció el desplazamiento del huevo local como consecuencia de ofertas para vender huevos medianos enviados desde Estados Unidos, que no tienen mercado allá.

“Desde finales de abril y comienzos de mayo empezó en Estados Unidos una venta a quemarropa de huevos medianos que no tienen mercado institucional y ni siquiera tienen venta en las góndolas de los supermercados en Estados Unidos y se hacen unos arreglos con los importadores de huevos. Básicamente los regalan para que traten de vender ese tamaño de huevos en Puerto Rico”, alegó De la Vega en entrevista radial (WKAQ).

Alegó que en este mes de mayo a la isla han llegado cientos de furgones de huevos comprados por debajo del costo en Estados Unidos. Detalló que las compañías le ofrecen a las cadenas, como por ejemplo, cuatro o cinco docenas de huevo a dólar o a 1 dólar con 25 cada una.

Asimismo, alegó a las cadenas le cuesta más caro traer a la isla una caja de huevo que el contenido de la misma.

Te recomendamos:

Hermanos logran tener la mayor colección de juguetes de ‘Happy Meal’ en la isla

Giulia y Lucca Willy, quienes viven en Guaynabo, son los coleccionistas más jóvenes de los personajes de ‘’Happy Meal’’

“Esto causa un disloque tan y tan grande en la velocidad de venta de huevo del país, primero por el precio y segundo porque obligan al consumidor a llevarse más de lo que necesitan y guardarlo. Ahora en estos momentos los ocho productores de huevos de Puerto Rico estamos produciendo la cantidad huevos que nos piden los clientes para sus necesidades básicas. Antes, durante y después del huracán estamos siendo desplazados por estas ofertas mercantilistas que no tienen sentido alguno”, denunció.

“Estas ofertas promocionales lo que hacen es desplazar nuestro huevo del país, grado A, fresco. Entonces lo almacenamos y no tenemos a quien venderlo. Nadie tiene una nevera del tamaño que quisiéramos para mantener el producto refrigerado. Esto nos obliga a hacer promociones a un precio por debajo de nuestro propio costo de producción porque si no, salimos de ese inventario hay que botarlo”, finalizó.