Actualidad

Boletos a tutiplén a dueños y empleados de restaurantes en Caguas

Los parquímetros del casco urbano siguen siendo un dolor de cabeza para los dueños de negocios

Lusitano1

Parquímetros dañados y boletos por todos lados. Así se podría resumir el día a día de los empleados y propietarios de restaurante en el casco urbano de Caguas.

Tal es el caso de los empleados del restaurante Orujo: Taller de Gastronomía, considerado como uno de los mejores restaurantes en todo Puerto Rico, quienes ya no saben cómo manejar la situación de los parquímetros dañados en la zona.

En menos de un mes, el propietario del establecimiento, Carlos Portela, ha visto las injusticias cometidas contra los miembros de su equipo.

''Tengo un empleado que le han dado alrededor de 400 dólares en multas diariamente, él llega a su área de trabajo y decide estacionarse en un lugar público y siempre me comenta: 'chef, no está funcionado la máquina, le eché un dólar, dos dólares'.  Tengo a los empleados con la preocupación de que tienen que estar saliendo a ver si le dieron un boleto o no’', comentó.

Aseguró, asimismo, que la situación está afectando a sus comensales. ''He tenido clientes preocupados por un boleto'', dijo.

De los miembros de Orujo, Kevin Sánchez (residente de Bayamón), ya ha recibido cuatro multas por parte de agentes y funcionarios de la compañía de parquímetros.

 

 

''Vengo todos los días a trabajar de 2:00 p.m. a 3:00 p.m. y los parquímetros no funcionan. Esta es la cuarta veces que me dan un ticket, dos de ellos por un guardia municipal y ahora un empleado del municipio, debido a que no hay estacionamiento para ningún tipo de empleado dentro del área del negocio'', señaló, Sánchez.

''Me estaciono en el estacionamiento de los parquímetros, que no funcionan, uno le echa las monedas y no registran. Tengo un vídeo echando las monedas, grabado’’, detalló.

  • Te recomendamos:

Noelian Ortiz cumple sueño de graduarse de repostería y panadería

La concursante boricua de Masterchef Latino 2 había postergado su graduación luego de irse a Miami a representar a Puerto Rico en la competencia culinaria

Por su parte, Portela aseguró que el problema no son las máquina, sino cómo se maneja el sistema.

''He visitado grandes ciudades como Madrid, Chicago y Nueva York, en todos estos lugares tienen un sistema de parquímetro, así no es que estoy en contra del parquimetro, estoy en contra del sistema que se esta utilizando. A veces sí, a veces no, a veces no funcionan, a veces no ves empleados, es el tema de la transparencia del sistema y cómo estamos tratando a la ciudadanía, gente que viene aportar al casco urbano de Caguas y termina afectada por un método arcaíco'', puntualizó.