Postre

De taco en taco en la Ciudad de México

En estos 30 días de visita por la ciudad puede visitar sobre 25 lugares que se especializaban en tacos

Lusitano1

Una vez le pregunté a un amigo mexicano, nacido y criado en la capital, ¿cuál sería su última cena en este mundo? Su respuesta fue rápida y concisa, tacos al pastor del Tizoncito. Proclamados como los creadores de los tacos al pastor, desde el 1968 están a la vanguardia de ser una de las taquerías más consistentes de la ciudad.

Muchos países alrededor del mundo cuentan con alguna versión de una comida envuelta que se come con las manos, ya sea gyros, egg rolls, arepas, durum, baleadas, crepas, pupusas, kati rolls, burritos, sándwiches, y en el caso de México, tacos.

tizoncito

Siendo los tacos el platillo más típico del país, tengo la costumbre de preguntarle a todos los locales cuál es su lugar favorito. Para sorpresa de nadie, todos tienen un lugar diferente. Lo cual es ideal para mí, ya que así puedo probar una diversidad de lugares para disfrutar, comparar y compartir.

tacos

Caminando por una de las calles de la Condesa, me topé con Tacos Don Juan. Sus tacos de sudadera con muchas cebollas una extensa variedad de exquisitas salsas los hacen merecedores de repetirlos una y otra vez. En el vecindario también se encuentran Las Costillas, un establecimiento bien de locales, en donde los protagonistas con los tacos de costillas y de biftec. Pídelos con o sin queso, agrega las cebollas rostizadas y un poco de sal y limón. Llegando a la Roma está Tacos Orinoco, en el que sus tacos de chicharrón a altas horas de la noche reviven muertos. En el Mercado Roma, se encuentra Don Chato y sus tacos de cordero a la barbacoa con un sabor autóctono y particular. Muy cerca de este mercado, se encuentra El Parnita, con una gran variedad de tacos de carne o vegetarianos que han dado mucho de qué hablar en la ciudad.

Otra parada obligatoria es, Taco Naco, aunque cuentan con varias sucursales en la ciudad, sus tacos al pastor y variedades surtidas pero no tenían tanto sabor. Otra pequeña cadena local lo es, El Farolito, a pesar de su crecimiento por la ciudad tienen una sazón muy particular y los volcanes son un must, fue uno de mis favoritos.

tacos

Una vez se acerca el fin de semana, hay que ir haciendo planes para visitar a El Hidalguense, este lugar tiene mucha magia y mucha barbacoa. Durante la semana preparan toda su producción en el estado de Hidalgo (a una horas de CDMX) utilizando técnicas pre-hispánicas de cocción y las traen a la ciudad. Para ir balanceando la dieta y las altas cantidades de carne que se consumen esta Por Siempre Vegana, una taquería de consciencia saludable donde recrean tacos típicos con alternativas veganas. Sus tacos al pastor (seitán) son tan ricos que no extrañarás la carne. En el condado de la Roma se encuentra una de las sucursales de Tacos El Califa, aunque su presentación se ve moderna sus tacos al pastor fueron una decepción. Escondidos entre las calles de la parte norte de la Roma esta la Taquería El Faraón, aunque no son los mejores de la ciudad vale la pena visitarlos.

Si estás un poco más fancy, puedes darte la vuelta pro una de las zonas más exclusivas de la ciudad, Polanco. Aquí encontrarás a El Turix, en cual los tacos de guiso te sorprenderán y te embarrarás de sabor. También, y aunque es con reserva, Pujols –el mejor restaurante de LatAm- ofrece una degustación de tacos y maridaje en su barra en donde verás la fusión de ingredientes de todo el país con técnicas de alta gama. Sin embargo, el lugar que no te puedes perder en esta zona es Taquería Los Villanos, los cuales cuentan con una variedad muy interesante de tacos al carbón que incluye rib eye, biftec y arrachera. Un poco más al oeste de esta zona, por Anzures, dos taquerías me llamaron la atención, Los Panchos con sus ya famosas carnitas y Taquería Selene que dicen tener uno de los mejores tacos al pastor de la ciudad y a pesar de que son buenos son promedios. También por esos lares están los tacos de El Califa de León, sin pretensiones, sencillos y pura carne.

los villanos

En el Centro Histórico de la ciudad hay una diversidad de taquerías que hay que visitar por lo menos una vez en la vida. Las más que resaltan y deberían estar en cualquier lista son: El Huequito, el cual es literalmente un hueco con dos trompos y de los mejores tacos al pastor de la ciudad. A unas cuadras de distancia se encuentra, Tacos Cocuyos con una oferta muy peculiar que incluye taquitos de cachete, sesos, lengua, cabeza, tripa, tronco de oreja, entre otros. Otros muy legítimos son Tacos La Auténtica, a unas cuadras del Palacio de Bellas Artes, con tacos en el trompo son le hacen justicia a su nombre.

  • Te recomendamos:

México: epicentro de la gastronomía latinoamericana

México tiene un encanto único y una combinación de sabores y colores como pocos países en el mundo

En estos 30 días de visita por la ciudad puede visitar sobre 25 lugares que se especializaban en tacos y aunque no representan ni una ínfima parte de los miles de lugares en la ciudad, pude tener una idea más clara de la historia detrás de cada taco. El trabajo, el sudor y el empeño que le ponen a cada ingrediente es sorprendente. Pero lo más importante de cada taco que uno se come en esta gran ciudad, es que se siente latentemente el orgullo patrio en cada bocado.

¡Qué vivan los tacos!

Paul E González Mangual es un escritor puertorriqueño, columnista de Sabrosía Puerto Rico, amante de la gastronomía de alta calidad, entusiasta del whiskey, adicto al café y fundador de FOODIEcations.