Actualidad

Convierte la casa abandonada de sus abuelos en experiencia culinaria de ''brunch''

Sus “French Toasts”, los “Chicken and Waffle", el “Quinoa Cauliflower Bowl” y la Fritata son algunos de los platos más pedidos por sus clientes

Lusitano1

“Barriguita llena, Corazón Contento”, con esta frase se puede describir la experiencia en Casa Barket, un restaurante en Mayagüez, en el que los desayunos, almuerzos y los fines de semanas de “brunch” se convierten en los protagonistas.

En entrevista con Ruteando Mi Isla, el joven creador del concepto, Manuel Surillo, contó cómo surgió la idea de transformar la casa antigua de sus abuelos, en total abandono,  en un espacio para que los comensales pudieran disfrutar un cafecito.

Sus “French Toasts”, los “Chicken and Waffle", el “Quinoa Cauliflower Bowl” y la Fritata son algunos de los platos más pedidos por sus clientes.

En Casa Barket, además, el visitante puede disfrutar de tres salones ambientados. Según Surillo, esto se hizo con el fin de que las personas experimenten escenarios nuevos cada vez que visiten.

''Cada vez que alguien venga, se sienta que está en un negocio distinto, quitarle la monotonía'', dijo.

Casa Barket cuenta con un horario de miércoles y jueves en horario de 9:00 a.m. a 7:00 p.m. así como viernes a domingo de 9:00 a.m. a 3:00 p.m.

El restaurante es una alternativa “pet friendly”.