Actualidad

Joven repostero se reinventa con la confección de flanes de Medalla y Pitorro

La repostería PaL' MoNCHI también elabora postres como crèeme brule, tierrita dulce, besitos de coco veganos, brownies, galletas, panna cottas, entre otros

Lusitano1

 

Cuando Christian Jiménez Orench se adentró en el mundo gastronómico a los 12 años de edad, ayudando a su madre a elaborar flanes en las noches, como una herramienta adicional a los tres trabajos que poseía su progenitora para sufragar sus gastos, nunca imaginó que su pasión crecería al punto de crear su propia repostería "gourmet artesanal" PaL' MoNCHI, localizado en Mayagüez.

Todo comenzó con la elaboración de los tradicionales flanes de queso y vanilla. Mediante muchos desaciertos y largas horas de práctica, el joven repostero logró acertar en la confección de la base de todo flan: el caramelo, de la mano de su madre, quien luego le pasaría su receta y los pocos clientes que tenía. Desde entonces, Christian Jiménez, de 23 años, decidió crear un vínculo especial con el legado que le dejó su madre, creando su propio empleo y emprendiendo con su negocio, que actualmente ofrece alrededor de 70 sabores de flanes, de los cuales tres son sabores exclusivos y aproximadamente ocho de estos sabores son confeccionados con 100% pulpa de fruta.

Los flanes confeccionados con Pitorro, sangría Los Parao's y  cerveza Medalla son los postres más icónicos que ofrece la repostería PaL' MoNCHI, la denominada "Casa del Flan de Pitorro", y por los que muchas y muchos viajan hasta Mayagüez, entre ellos turistas.

Entre estos 70 sabores que los clientes pueden degustar figuran flanes de Nutella, Snickers, calabaza, coco, almendra y de otras bebidas alcohólicas como Baily's. De igual forma, elaboran flanes con la pulpa de frutas como la parcha, guanábana y tamarindo que, según Jiménez, no contienen sabores artificiales, colorantes ni preservativos añadidos, así como no se le añaden azúcares extra en su mezcla.

"El proceso de estos flanes es uno artesanal por el hechos que se hace una reducción de pulpa 100% extraída de la fruta", explicó el repostero a Sabrosía, a la vez que hizo hincapié en que estas frutas son compradas a agricultores locales, en un esfuerzo por apoyar la producción local.

Según Jiménez, cada uno de estos flanes duran alrededor de tres semanas a un mes en la nevera y a una temperatura de 40 grados, sin ver algún cambio significativo.

Y aunque la especialidad del negocio es la elaboración de flanes, de igual forma confeccionan postres como crèeme brule, tierrita dulce, besitos de coco veganos, brownies, galletas, panna cottas, entre otros.

"Para cada unos de nuestros postres artesanales se usan recetas totalmente únicas. Como por ejemplo, nuestro mas reciente producto llamado “WaFlan”, que son waffles elaborados utilizando la receta base de nuestros flanes", compartió el joven chef mayagüezano, quien admitió que tras los recientes eventos sísmicos en la región sur, su negoció experimentó una reducción en clientela, caso del sector agrícola y de pequeños y medianos comerciantes.

A pesar de los retos que representan una constante sacudida y la incertidumbre que trae consigo eventos de esta magnitud, como los son los constantes movimientos telúricos, Jiménez Orench saca de su tiempo en la cocina para realizar labor comunitaria, en representación de su compañía, siendo parte de actividades en hogares de niños maltratados, albergue de animales, centros de acopios, así como extender ayudas a los damnificados por los recientes eventos sísmicos en la zona sur del país.

Y lo que comenzó como una aventura hace 11 años atrás, ahora representa una realidad y, más que todo, una oportunidad y ejemplo de reinvención para Jiménez y para aquellos jóvenes emprendedores que desean crear sus propios espacios y liderar desde sus propias trincheras.

La repostería PaL' MoNCHI está localizada en la PR 102 km 2.5, 00680 Mayagüez.

 

Te podría interesar:

Debutan parque de food trucks en Humacao

El nuevo espacio reúne siete conceptos culinarios y uno de cervezas artesanales en un solo lugar