Actualidad

Kellogg dona 10M para programas de alimentación durante crisis de COVID-19

La pandemia del nuevo coronavirus podría duplicar el número de personas que sufren hambre extrema en el mundo, denuncia la ONU.

Lusitano1

A medida que el número de personas afectadas por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 continúa creciendo en todo el mundo, las consecuencias económicas de la pandemia amenazan con crear una nueva era de pobreza y hambre.

De acuerdo con una nueva investigación del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (ONU), la pandemia del nuevo coronavirus duplicaría el número de personas que sufren hambre extrema en el mundo. Dicha organización calcula que la cifra de personas que hacen frente a la inseguridad alimentaria aguda aumentará a más de 250 millones para finales del año en curso.

Ante esta compleja realidad, resulta "fundamental" la necesidad de impulsar programas de asistencia alimentaria que ayuden a que familias y niños sigan teniendo acceso a la comida que necesitan. En ese sentido, Kellogg Global, a través de su plataforma de Responsabilidad Corporativa, “Mejores Días”, ha donado más de US$ 10 millones en alimentos y fondos a los esfuerzos globales de ayuda contra el hambre provocado por COVID-19.

“Nuestro propósito es y será continuar ayudando a garantizar mejores días para quienes más lo necesitan, proporcionando un mayor acceso a los alimentos. Hoy, como sociedad, enfrentamos un gran desafío como resultado de COVID-19, por lo que debemos contribuir y actuar juntos”, comentó Nicolás Amaya, Presidente de Kellogg Latinoamérica.

Dicha iniciativa en Latinoamérica significa la entrega de aproximadamente 25 millones de porciones de alimento, entre otros recursos, que llegarán a la población que más lo necesita a través del trabajo de aliados clave, como Bancos de Alimentos y ONGs.

En Kellogg estamos más unidos que nunca en Centroamérica y Caribe

De acuerdo con datos de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, más de once millones de personas, aproximadamente un cuarto de la población, sufre de desnutrición en Centroamérica y el Caribe, pese a los avances que se han dado en los últimos años para combatir el hambre en la región.

Es por ello que el equipo de Kellogg Centroamérica y Caribe en alianza con organizaciones sin fines de lucro como United Way y los Bancos de Alimentos de la región, impulsa acciones para aliviar la situación de hambre que sufren millones de familias en la región, incluyendo familias puertorriqueñas, en complemento con actividades de voluntariado que los colaboradores de Kellogg regularmente llevan a cabo.

La compañía de cereales líder en el mundo, dijo que también ha unido fuerzas con sus socios y gobiernos para apoyar los esfuerzos nacionales en materia de saneamiento público, campañas de sensibilización y distribución de suministros médicos.

Para descubrir más sobre Kellogg, te invitamos a visitar www.KelloggCompany.com  o www.HablandoconKelloggs.com.

Te podría interesar este video: