Actualidad

La Casita de Rones inicia la Navidad más larga en El Viejo San Juan

El icónico restaurante se establece como el lugar donde comienza y finaliza la Navidad en Puerto Rico 

Lusitano1

 La Casita de Rones se encendió anoche para celebrar una Navidad mágica y memorable que los visitantes del Viejo San Juan tendrán la oportunidad de disfrutar todas las noches por el evento denominado 90 Days of Christmas, así lo anunciaron sus socios. 

“Este año ha traído grandes retos para la familia puertorriqueña, retos que han traído consigo tristezas y un gran dolor para nuestra gente. Nosotros queríamos traer un poco de alegría al pueblo y, la añoranza de la Navidad en nuestra niñez nos dio la idea de encender La Casita de Rones, tipo Bosque Mágico para el disfrute de toda la familia,” explicó el equipo de trabajo de La Casita de Rones. 

La idea de los socios es que la Navidad comience todos los años con el encendido de La Casita de Rones y termine con las Fiestas de la Calle San Sebastián. El encendido se oficializó cumpliendo con todos los protocolos para evitar la propagación del Covid-19. A la misma, asistieron el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel A. Laboy Rivera; Julio Benítez Torres, subdirector de la Compañía de Fomento Industrial y Alexandra Salgado Colón, directora del programa de Rones de Puerto Rico.   

“Esta época es la más esperada por los puertorriqueños. Nos distinguimos por celebrar las navidades más largas del mundo, comenzamos en noviembre y terminamos en febrero. Este año es uno atípico por toda la situación del Covid-19, pero no hay duda de que hay mucho entusiasmo por celebrarlas de manera segura. Esta iniciativa de La Casita de Rones permite que las familias puedan disfrutar de una decoración hermosa, mientras degustan ricos platos y cocteles únicos en un ambiente al aire libre y seguro. Además, el público en general podrá ver las decoraciones mientras dan un paseo en sus vehículos. Nuestra exhortación es que apoyemos al comercio local, que se afectó por las diversas emergencias que surgieron ese año y se den la oportunidad de relajarse en un ambiente familiar y seguro”, explicó Laboy Rivera.

Con el motivo de 90 Days of Christmas La Casita de Rones contará con seis atractivos cocteles de temporada para todos los gustos. El Whatever! Grinch, para los que no son amantes de la Navidad; así como Old Santa, Candy Cane Colada y Three Kings Day, son algunos de los tragos que los comensales pueden degustar y, en la era de social media, retratar; pues cuentan con peculiares vasos y decoraciones. Además, cada coctel tendrá su propia lista de canciones (playlist) alusivas a la temporada Navideña. Los visitantes podrán solicitar su lista de canciones acorde con su trago. La experiencia navideña se completa con dos nuevos y deliciosos platos navideños que pueden finalizar con un delicioso bizcocho de ron con glaseado de crema de coco o guayaba.  

“Todas las familias puertorriqueñas han dado en algún momento la ‘vuelta del bobo’ para despejarse o para ver las decoraciones de Navidad en la noche; siempre terminando en los muelles del Viejo San Juan. Queremos que la gente disfrute de las luces y de una experiencia auténticamente navideña en La Casita de Rones. Hemos tomado en consideración todos los detalles, desde la decoración, los cocteles, la comida, los uniformes de nuestros empleados, hasta la música y las precauciones necesarias para la seguridad de nuestros visitantes,” destacó Carlos Purcell, co-fundador de La Casita de Rones.

La Casita de Rones, ubicada en la Calle Comercio – Plaza de la Dársena – en el Viejo San Juan, cuanta con todas las certificaciones de rigor para proteger y mantener seguros a los comensales durante la pandemia a causa del Covid-19. Además, el personal está orientado sobre los protocolos y se le efectúan pruebas periódicas para garantizar que están en buen estado de salud.   

El empresario, subrayó que “en la Casita de Rones queremos que los puertorriqueños y los visitantes extranjeros disfruten de la Navidad en un ambiente seguro. Antes de la pandemia nuestros comensales provenían mayormente de los cruceros -65% versus un 35% de locales-. Actualmente, nos enorgullece decir que la mayoría de nuestros comensales son locales -60% versus 40% de visitantes-. 

La emblemática Casita rosada en la Plaza de la Dársena fue construida en 1937. Desde hace cinco años este histórico edificio se convirtió en La Casita de Rones que, además de ser un restaurante para toda la familia, es la embajada del programa de Rones de Puerto Rico del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio. 

Para más información sobre 90 Days of Christmas y reservaciones para el restaurante, acceda a: https://www.lacasitarums.com/.

Te podría interesar: