Actualidad

8 diferentes maneras de preparar un café para empezar tu día de la mejor manera

El café es una bebida que goza de una popularidad mundial, y por eso hay muchas maneras de preparar una taza.

Lusitano1

Cuando se trata de preparar varios tipos de café, hay más de una dosis de cafeína para pasar el día. Independientemente de por qué estás tomando, lo que más importa es cómo sabe, huele y si te hace sentir alerta y feliz por la mañana. Dicho esto, todos tienen su pedido favorito: tal vez un moca, un capuchino o simplemente uno americano.

La verdad es que existe una basta cantidad de maneras de preparar un café, ya que cada país, cada región, incluso cada cultura tiene su propio toque único. Pero para ahorrar algo de tiempo, limitaremos esta lista a los brebajes más comunes disponibles y lo que muchas personas alrededor del mundo consideran más deliciosos.

Conoce las diversas maneras de preparar un café

Café americano

Puedes preparar este tipo simplemente agregando algunos granos de café en un poco de agua caliente y esperar a que se disuelvan.

Se ha dicho que los soldados estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial hicieron este tipo de café para que el efecto de sus bebidas durara más. Luego fue adoptado por los baristas después de la guerra, según reseña el portal Canstar Blue.

Esta preparación también es de las más comunes, en especial en Latinoamérica donde se suele preparar con una olla pequeña llena de agua caliente y unos pocos granos de café molidos.

café

Café latte

Una opción bastante popular para los amantes de esta bebida, un latte consiste en leche al vapor y un solo poco de café. Por lo general, es bastante espumoso. También es una de las maneras de prepararlo que más se utiliza en todo el mundo.

En muchas regiones de Latinoamérica, esta manera de hacerlo se conoce simplemente como “café con leche”, independientemente del método utilizado para tratar el ingrediente lácteo.

Capuchino

Posiblemente el más popular del mundo, un capuchino consta de tres capas (como un pastel). El primero es un poco de café puro, luego un poco de leche al vapor, y finalmente el barista agrega una capa de leche espumosa.

Esta última capa también se puede cubrir con virutas o polvo de chocolate. Tradicionalmente, los italianos consumían este tipo de café en el desayuno.

Macchiato

También conocido como piccolo latte, un macchiato es un café americano que luego se completa con leche espumosa vertida directamente en la taza. Aunque puede sonar similar a un capuchino, generalmente es más fuerte ya que no se agrega leche al vapor y también es más pequeño.

café

Mochaccino

Un 'moca' es solo un café con leche y chocolate en polvo o jarabe agregado, a veces cubierto con crema batida. En todo caso, esta es una buena bebida que puede vivir en los mundos entre el chocolate caliente infantil y el café con leche para adultos.

Café irlandés

Demasiados de estos y es posible que tenga que parar más temprano que tarde porque este tipo de café está hecho con whisky, azúcar y una capa gruesa de crema en la parte superior, y no está disponible en muchas cafeterías debido a su contenido de alcohol. Se encuentran con más frecuencia en restaurantes.

Dalgona

Esta nueva estrella del mundo del café se convirtió en una sensación en Internet durante la cuarentena a raíz del COVID-19, cuando las personas que se quedaron en casa buscando una dosis de cafeína comenzaron a jugar con diferentes tipos de recetas en su cocina.

Se prepara batiendo café instantáneo, azúcar y crema batida, agregando esta mezcla a la leche fría o caliente.

Instantáneo

Para los verdaderos amantes de la cafeína, esta puede ser la última opción que se cruzaría por sus cabezas, pero si estás de excursión o acampando, o para emergencias en casa, el café instantáneo es mejor que nada.

Esta fórmula instantánea es solo café al que se le ha eliminado toda el agua, dejando solo una pequeña ráfaga de sabor. Vuelve a añadir el agua y, listo, ya tienes un sustituto algo rudimentario.

Te recomendamos en video