Actualidad

Ver programas de comida podría hacerte engordar

Malas noticias para los programas de comida. Según un reciente estudio, los programas de televisión sobre cocina podrían hacernos perder el control. Metro investiga el tema

Lusitano1

Millones de personas de todo el mundo disfrutan de los programas de cocina en la televisión, los servicios de streaming y las redes sociales. Sin embargo, un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Surrey (Reino Unido) descubrió que ver este tipo de contenidos podría tener un impacto en nuestros hábitos alimenticios.

"Descubrimos que preparar activamente la comida uno mismo o ver a otra persona preparar la comida puede conducir a una mayor sensación de hambre", declaró Jane Ogden, profesora de psicología de la salud en la Universidad de Surrey y autora principal de la investigación.

Para llevar a cabo el estudio, los científicos reclutaron a ochenta participantes femeninas y las asignaron a uno de los cuatro grupos: preparación activa de la comida (preparar un envoltorio de queso en 10 minutos), preparación de la comida por video (ver un video de un investigador preparando un envoltorio de queso), distracción (realizar una tarea de coloreado de 10 minutos) y un grupo de control. A todos ellos se les pidió que comieran wraps.

Los investigadores midieron el número de wraps que comía cada participante y evaluaron su deseo de seguir comiendo. Descubrieron que los que habían preparado activamente el envoltorio u observado a otra persona hacerlo consumían más y expresaban un mayor deseo de comer.

capturadepantall-329e6a5dc2861a65ca240a008067c715.png

Aunque el estudio descubrió que las personas que cocinan u observan a otros hacerlo comen más, todo depende del tipo de comida.

"El impacto de esto depende del tipo de comida que se prepare. Si la comida carece de valor nutricional, esto podría llevar a un aumento de peso y a comer en exceso de forma poco saludable. Sin embargo, si la gente prepara su propia comida nutritiva o ve a otros hacer lo mismo, ver programas de comida podría ser una buena influencia", concluyó Ogden.

"Evitar ver programas de cocina podría ser una buena idea si la gente está tratando de comer menos".

Jane Ogden,profesora de psicología de la salud en la Universidad de Surrey (Reino Unido) y autora principal de la investigación

Entrevista

Jane Ogden

catedrática de psicología de la salud de la Universidad de Surrey (Reino Unido) y autora principal de la investigación

P: ¿Cómo se le ocurrió investigar el impacto de los programas de cocina en nuestro peso?

– Me interesaba conocer el impacto de ver y hacer la preparación de la comida y saber si diferían entre sí. Sugerí que ver a otros preparar la comida podría hacernos comer más y lo comprobamos.

P: ¿Qué descubrió tras este proceso de estudio?

– Descubrimos que los participantes que veían el vídeo comían un 14% más de wraps, y los que habían hecho su propio wrap un 11%, que los que habían hecho la tarea de colorear (fueron distraídos). Los del grupo de control que comieron inmediatamente también consumieron más que el grupo que coloreó.

P: ¿A qué se debe esto?

– La preparación pasiva aumenta la prominencia de la comida a través de señales visuales y hace que la comida sea más atractiva. La preparación activa también implica el sonido, el tacto y el olor de los alimentos, lo que los hace más atractivos. Además, puede crear una sensación de participación en la comida.

P: ¿Debería la gente dejar de ver programas de comida?

– Esto podría llevar a consumir más alimentos poco saludables, sí. Evitar ver programas de comida podría ser una buena idea si la gente está tratando de comer menos. Pero para quienes intentan comer más alimentos saludables, ver programas que presenten esas opciones es una buena idea.

Otras cuatro cosas que pueden hacerte engordar

Productos light

Los alimentos con alto contenido en grasas suelen ser un objetivo prioritario en la lucha contra la obesidad, pero los alimentos "dietéticos" con alto contenido en azúcar también pueden estar contribuyendo al aumento de peso no deseado, según un nuevo estudio de la Universidad de Georgia.

Aire contaminado

Un estudio realizado por científicos canadienses reveló que los gases del tráfico y el humo de los cigarrillos, con sus diminutas e irritantes partículas, desencadenan una inflamación generalizada y alteran la capacidad del organismo para quemar energía.

Ser demasiado sociable

Ser demasiado sociable podría estar haciéndote engordar. Las situaciones sociales suelen implicar comida o alcohol, lo que puede añadir fácilmente calorías no deseadas a tu dieta. Además, una investigación de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) demuestra que tendemos a comer como las personas con las que estamos.

Comer frente al televisor o al ordenador

La gente suele comer mientras ve la televisión, navega por Internet o lee el periódico. Consumir mientras estamos distraídos podría hacernos comer más, según una revisión de 24 estudios.