Actualidad

La hieloterapia casera, el secreto mejor guardado para adelgazar las mejillas y la papada de forma natural

Amarás los resultados de este lifting natural.

Lusitano1

La lista de beneficios de la hieloterapia es muy extensa, pero una de las cualidades que la vuelven más irresistible es que ayuda a quemar grasa y tonificar, por lo que se ha vuelto muy popular entre las técnicas de belleza.

Ni hablar de lo económica y fácil que es, pues solo requiere cubos de hielo y un trozo de tela para empezar a hacer efectos, especialmente en el rostro, donde tiene cualidades que van desde el rejuvenecimiento, la prevención de acné, estimulación sanguínea y afinar mejillas.

Hieloterapia para adelgazar mejillas y papada

De acuerdo con Reporte Confidencial, las mejillas y papadas tienen capas grasas que se acumulan bajo la piel y que se pueden reducir por vías naturales como es el caso de la hieloterapia acompañada de una vida saludable en términos de alimentación y actividad física.

bab1c8bf19c69e3d-e6c96f95965e6b3c4c90aebcbd0c7cc9.jpg
La hieloterapia cada vez se vuelve más popular.- Pinterest.

Esta terapia no es únicamente facial pues los especialistas han visto buenos resultados en el cuerpo, rebajando medidas, favoreciendo la circulación y tonificando los glúteos, las piernas o el abdomen, mejorando también la apariencia de la celulitis.

Podría decirse que sus resultados están más que probados y que no requiere de mayores costos como otros tratamientos, caso de la criopólisis, que igualmente se apoya en el frío para eliminar la grasa corporal mediante un dispositivo en forma de placa  que ayuda a que se produzca el enfriamiento de los adipocitos, explicó el portal Cubiforma.

Cómo llevar a cabo la hieloterapia casera

Darle la bienvenida a un rostro firme, fresco y delgado solo requiere de constancia en la aplicación de la hieloterapia casera. Para ella, deberás echar mano de cubitos de hielo envueltos en una tela para no quemar la piel al aplicarlos directamente.

pexelsandreapiac-7fd74515d9d94da4e71d3136b07b9914.jpg
Recuerda siempre limpiar tu rostro antes y aplicar tónico e hidratante al terminar.- Pexels.

Asimismo, nunca lo hagas con la piel sucia o con maquillaje pues taparás tus poros. Frota el paño en diferentes áreas del rostro por dos minutos cada vez, mientras haces movimientos circulares, hasta completar los 15 minutos. Finaliza con el tónico facial y el hidratante.

Te recomendamos en video: