Actualidad

Recetas fáciles y nutritivas para aprovechar al máximo la albahaca

La albahaca es una planta ligeramente amarga y picante, con un sabor único.

Lusitano1

Si existe un ingrediente que nunca falta en la comida italiana, y en la mayoría de las recetas de la cocina mediterránea, es la albahaca.

Es una planta ligeramente amarga y picante, que actúa con eficacia para estimular y despertar el apetito.

Igualmente, es un recurso ideal para aliviar los estados de malestar digestivo (dispepsias), la pesadez estomacal, los espasmos gastrointestinales, la sensación de empacho y las náuseas.

Las mejores recetas

En las recetas, esta planta aporta un exquisito sabor único y nutritivo que aporta al organismo una gran cantidad de vitaminas y minerales.

Si deseas sacarle el máximo provecho a la albahaca, acá te presentamos cuatro fabulosas recetas:

Sopa cremosa de albahaca

pixabay1-8f35ada857efe235d8e0c861be4b17b1.jpg
La sopa de albahaca siempre contribuye a una alimentación saludable.

La sopa de albahaca siempre contribuye a una alimentación saludable.

Recuerda que un buen plato de sopa de albahaca aporta vitaminas y minerales. Además, la sopa es rica en fibra y en antioxidantes, compuestos necesarios para el cuerpo.

Ingredientes

– 2 tazas de agua

– 1 cucharada de consomé de pollo en polvo

– 1 manojo de albahaca fresca limpia y seca (250 gramos)

– 1 lata mediana de crema

– 1/2 cucharadita cebolla en polvo

Preparación

– Prepara el caldo con el agua, la cebolla en polvo y el consomé de pollo. Luego, incorpora la albahaca.

– Continúa la cocción por 10 minutos. Retira del fuego y licua.

– Regresa al fuego por un minuto y añade la lata media de crema. Sirve caliente.

– Se recomienda agregar un par de cubitos de mantequilla para dar mejor textura y acompañar con crotones

– Al final puedes decorar la sopa con una hoja de albahaca fresca.

Pesto con albahaca

pixabay2-1f7e7e1ff244b63974649d6608f0b670.jpg
Si hay algo que no puede faltar en la nevera es el pesto italiano, va bien tanto en pastas como con carnes. 

Si hay algo que no puede faltar en la nevera es el pesto italiano, va bien tanto en pastas como con carnes.

Preparar pesto italiano con albahaca es muy fácil, se puede hacer en el mixer o en un mortero, de la forma tradicional, y conservarlo varios días en la nevera.

Ingredientes

– 50 gramos de hojas de albahaca

– 20 gramos de piñiones

– 2 dientes de ajo

– 1 cucharadita de sal gruesa

– 30 gramos de queso parmesano rallado

– 30 gramos de queso pecorino

– 100 ml de aceite de oliva virgen extra

– Pimienta

Preparación

– Retira las hojas de albahaca del tallo, si vas a preparar el pesto en un mixer simplemente coloca todo los ingredientes allí e integra, para prepararlo en el mortero hay que seguir algunos pasos.

– Pela los dientes de ajo y coloca en el mortero junto con la sal gruesa, comienza a moler con el mortero.

– Una vez que el ajo haya tomado una textura similar a una crema agrega la albahaca en varias veces.

– Finalmente agrega los piñones y muele un poco más.

– Comienza a añadir el aceite de oliva mientras mueles, agrega el queso parmesano y finalmente el pecorino, este queso es elaborado con leche de cabra y aporta mucho sabor al pesto

– Mezcla todo muy bien y chequea la sal y pimienta.

– Ahora a disfrutar de este pesto italiano con una rica pasta o pan tostado.

Lentejas con albahaca y calabacín

pinterest1-eec3c1bf2208f4e0de2a11da095a5b50.jpg
Una receta de lentejas con albahaca es muy sencilla, pero ligera y fresca. 

Una receta de lentejas con albahaca es muy sencilla, pero ligera y fresca.

Simplemente hay que cocer las lentejas como se haga habitualmente. La guarnición de estas lentejas son el calabacín, tomate, albahaca, vinagreta de mostaza.

Es un plato nutritivo y sabroso ideal para cualquier día de la semana.

Ingredientes

– 400 gramos (peso en crudo) de lentejas cocidas

– 6-8 hojas grandes de albahaca

– 225 gramos de calabacín

– 180 gramos de tomates cherry

– 1/2 cebolla tierna o morada (opcional)

Para la vinagreta

– 80 gramos de aceite de oliva virgen extra

– 10 gramos de aceite de sésamo

– 10 gramos de zumo de limón

– 30 gramos de salsa de mostaza

– Una pizca pimienta negra y sal

Preparación

– En primer lugar hay que preparar las lentejas. Son unas lentejas muy sencillas, cocidas solo con un poco de ajo, cebolla y hierbas aromáticas.

– Luego, prepara la guarnición, lava muy bien el calabacín y córtalo. Lava los tomates y córtalos en cuartos. Pela la cebolla tierna y pícala en brunoise. Finalmente pica la albahaca (mejor justo antes de aderezar).

– Prepara la vinagreta, mezcla todos los ingredientes batiendo en un tarro cerrado o en un bol con las varillas o un tenedor, hasta que emulsione. Adereza la guarnición de calabacín y tomates.

– Sirve las lentejas cocidas escurridas y en el centro reparte la guarnición de calabacín y albahaca. Termina aderezando con más vinagreta sobre las lentejas o un hilo de aceite de oliva virgen extra. Decora con unas hojas de albahaca y ¡buen provecho!

Propiedades de la albahaca

La albahaca destaca ante todo como una fiel aliada de tu digestión, pero también como un buen apoyo para combatir el dolor y el malestar general.

Además, se le atribuyen propiedades digestivas, aperitivas, carminativas, antiespasmódicas, antiinflamatorias, diuréticas, analgésicas, antisépticas, antibacterianas, antitusivas, galactógenas, vermífugas, insecticidas y cicatrizantes.

Otras de sus propiedades son las siguientes:

– Ayuda a reducir los gases y a prevenir flatulencias y meteorismos.

– La albahaca se empleaba con relativo éxito para favorecer la expulsión de las lombrices intestinales.

– la albahaca sirve para combatir la tos irritativa y las infecciones respiratorias en faringitis, laringitis y bronquitis.

– La albahaca en forma de infusión actúa como un excelente diurético, que te ayudará a aliviar la retención de líquidos y a favorecer la eliminación de toxinas con la orina.

– Mitiga el dolor de cabeza, migrañas y cefaleas en general, asociadas sobre todo a problemas hepáticos y digestivos.

Te recomendamos en video: