Actualidad

Café: ¿Realmente acelera el ritmo cardiaco?

¿Tomas mucho café? ¿Sientes que tu corazón se acelera después de una taza? Esta nota es para ti y tu salud cardiovascular

Lusitano1

El café es una de las bebidas más populares del mundo, pero también una en torno a la cual hay muchos mitos.

Uno de ellos es que tomar café puede ser malo para tu corazón, principalmente porque altera el ritmo cardiaco, es decir que causa arritmias.

Incluso algunos médicos recomendaban a sus pacientes con alguna condición cardiaca, que limitaran su consumo de café o lo dejaran por completo.

Y por otro lado se consideraba, que si bien no todas las personas eran susceptibles, algunas podrían tener alguna predisposición genética a presentar arritmias inducidas por la cafeína.

Sin embargo en realidad no había ningún estudio que correlacionara con claridad el consumo de café con las arritmias.

Un café, sin arritmias por favor

Para buscar alguna correlación café-arritmias, un grupo de investigadores médicos de las áreas de la cardiología, la bioestadística y la genética, diseñó un estudio de hábitos de consumo de café y el riesgo de presentar arritmia.

La  investigación de estos científicos de la Universidad de California, San Francisco, buscaba responder principalmente la pregunta de si la ingesta moderada y habitual de café se podía asociar con el riesgo de arritmia.

Pero además buscaron si esa correlación es variable dependiendo de las características genéticas de los individuos, especialmente aquellas que podrían modificar el metabolismo de la cafeína.

Sus resultados los publicaron recientemente en la revista médica especializada JAMA Internal Medicine, y de manera general muestran que esa correlación que pensábamos que existía de la cafeína y las arritmias, en realidad no existe.

Genes y cafeína

El estudio se hizo con datos de más 300,000 adultos que registraron sus hábitos de consumo de café durante 12 años.

Además de evaluarse si los participantes, tuvieron arritmias, también se hizo un estudio genético llamado aleatorización mendeliana, que busca identificar ciertas variantes genéticas.

Para este estudio, específicamente se buscaron las diferencias genéticas que contribuyen a que las personas metabolicemos más o menos lento la cafeína.

Durante el tiempo de seguimiento del estudio, solo el 4% de los casos analizados desarrollaron algún tipo de arritmia.

Respecto a si la genética contribuye a que seamos más sensibles a los efectos del café: no se encontraron evidencias de que hubiera más arritmias, entre las personas que metabolizan más lento la cafeína.

Si el café tiene un efecto en la salud del corazón es para bien: quienes consumían más café, tuvieron un menor riesgo de arritmias.

https://www.publimetro.cl/cl/estilo-vida/2021/04/21/cafe-tomar-dos-tazas-al-dia-podria-alargar-tu-vida.html

Olvidemos las prohibiciones

Estos resultados no tienen nada que ver con las ideas populares respecto a las alteraciones cardiacas que puede causar la cafeína.

Quizá sea momento de que muchos cardiólogos revisen las recomendaciones que dan a los pacientes respecto a evitar el café.

Como dice el doctor Gregory Marcus, profesor de Cardiología de la Universidad de California San Francisco:

“nuestro estudio […] reafirma que las prohibiciones comunes contra la cafeína para reducir el riesgo de arritmias, probablemente no estén justificadas”.

Sumado a que existen otros estudios sobre las características antioxidantes y antiinflamatorias de la cafeína, hace que el consumo moderado de café sea incluso benéfico.

El doctor Marcus, que además es autor principal de este estudio, considera que la cafeína podría tener un efecto protector también para las arritmias:

“las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del café pueden influir, y algunas propiedades de la cafeína podrían proteger contra algunas arritmias “.

Así que ahora ya lo saben: una taza matutina no les acelerará el corazón, si acaso solo por la felicidad que les proporciona.