Actualidad

¿Apagones? Mantén refrigerados tus alimentos por más tiempo utilizando bolsitas con hielo

Ya hemos visto que un apagón puede producirse en cualquier momento

Lusitano1

Con la fragilidad del servicio eléctrico en la isla y los apagones constantes, sobre todo en la temporada de huracanes, es imprescindible mantener los alimentos a una temperatura fría, no solo para ayudar a conservarlos por más tiempo sino para evitar la multiplicación de microorganismos patógenos en la nevera que afectan la salud.

El frío en la nevera ralentiza y retarda el crecimiento de microorganismos patógenos, aunque no los detiene por completo. Los patógenos transmitidos por los alimentos pueden afectar seriamente a cualquier persona, pero para las mujeres embarazadas y sus bebés, algunos patógenos pueden ser especialmente nocivos, incluso fatales.

Es por esto que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) recomienda a los consumidores que cuando se vaya la electricidad se mantengan las puertas del refrigerador y del congelador cerradas, el mayor tiempo que sea posible. Los alimentos se mantendrán fríos durante aproximadamente 4 horas si no se abre la nevera. De acuerdo a la FDA, los refrigeradores se deben mantener a una temperatura de 40° F o menos para almacenar los alimentos correctamente.

Ya hemos visto que un apagón puede producirse en cualquier momento y la realidad es que la nevera se abre continuamente, a veces mucho más de lo “normal”, sobre todo si hay niños o adultos mayores en el hogar, que necesitan hidratarse o tienen necesidades nutricionales específicas de acuerdo a su edad.

Si no contamos con sistemas de energía solar en el hogar o un generador de electricidad para mantener encendido el refrigerador, Ziploc Freezer nos puede ayudar a mantener los alimentos frescos y que duren por más tiempo refrigerados. Es tan sencillo como preparar bolsitas con hielo.

¿Cómo preparar las Ziploc Freezer con hielo?

1- Divide el hielo por porciones. Llena las bolsitas individuales de Ziploc Freezer con el hielo, dependiendo del tamaño deseado. Sella la bolsa y llévala al congelador junto con los alimentos.

2- Otra opción es planificar de antemano y tener ya listas en el congelador las bolsitas Ziploc Freezer con hielo, hechas previamente. Esto nos ayudará ante cualquier eventualidad. (Es tan simple como rellenar las bolsitas Ziploc Freezer con agua, sellar y congelar para formar el hielo). Una vez tengamos el hielo, repetimos el paso número uno.

3- Recuerda que las bolsas Ziploc Freezer son ideales para esto porque cuentan con la tecnología Grip N’ Seal, un sistema triple de cierre, que cuenta con una lengüeta extendida, una textura de agarre fácil y una cremallera doble. La lengüeta extendida y el cierre de agarre fácil simplifican la apertura y el cierre de la bolsa, mientras que la cremallera hermética garantiza que cada una de las bolsas para congelar de plástico bloquee el aire y, así, ofrezca una protección insuperable contra quemaduras por congelación, lo que significa menos pérdida de alimentos y dinero.

Los expertos reiteran que las prácticas seguras de manipulación, cocción y almacenamiento de los alimentos ayudan a prevenir la intoxicación alimentaria y las enfermedades transmitidas por los alimentos.