Actualidad

Cómo saber cuáles harinas te engordan menos que otras

Es importante que conozcas los pro y contras de los alimentos que vas a ingerir

La vida avanza y es cambiante, así mismo pasa con el mundo gastronómico. En el pasado no existía la diversidad de alimentos que se puede encontrar en la actualidad y que se puede destinar para determinada meta que se quiere conseguir con respecto a dietas y pérdida de peso.

En un pasado no muy lejano la harina de trigo blanca refinada era la única opción para consumir, no obstante, en la actualidad hay muchas variedades entre sabores, gustos y calidad. Lo que no se puede olvidar es que lo más recomendable es elegir siempre la más sana para evitar alguna etapa de sobrepeso.

Harinas

Harina tradicional

“La harina clásica es la de trigo blanca refinada, es la más usada y la que tiene peores propiedades nutricionales ya que sean de trigo o de cualquier otro cereal, se elimina parte del grano completo (salvado y germen) por lo que se pierden parte de las vitaminas, minerales, proteínas vegetales y, sobre todo, de fibra”, así explicó en la revista Health, Andrea Marqués, nutricionista del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

Entre las marcadas desventajas de la harina tradicional resaltan también que incrementa el índice glucémico del cereal y pasa de ser un hidrato de carbono complejo a ser un azúcar sencillo, lo que produce niveles más elevados de glucosa y posteriormente de insulina en sangre lo que incrementa el riesgo de diabetes, problemas cardiovasculares y ganancia de peso.

La especialista agrega que la harina clásica de trigo blanca refinada “se convierte en un alimento menos saciante, lo que puede llevar a comer más cantidad o a necesitar más ingestas que se traduzcan en un mayor consumo de calorías totales”.

Harinas saludables

El aporte nutricional se puede considerar como la primera condición para determinar cuáles son las harinas más saludables. Según el especialista, todas las harinas de avena, de garbanzos, trigo integral y trigo sarraceno cumplen con el requisito porque son capaz de aportar un alto nivel de proteínas y fibra, así como de vitaminas y minerales.

“Si solo nos fijamos en las calorías, se podría decir que la que menos engorda sería la harina de trigo refinada ya que es la menos calórica, pero esta no es la mejor opción si queremos adelgazar”, concluyó Marqués a la hora de determinar qué harina es la que menos engorda.

Tags

Lo Último

Te recomendamos