Actualidad

“No es fácil, pero es necesario”: Fiona no le quita a universitario su sueño de ser agricultor

El huracán afectó sus cultivos de café.

Sachiel Rosario Marrero

El paso del huracán Fiona por la Isla afectó grandemente a los agricultores puertorriqueños.

Ese es el caso de Sachiel Rosario Marrero, joven agricultor natural de Orocovis, quien ve en el recinto de Utuado de la Universidad de Puerto Rico, una esperanza para levantar nuevamente sus cultivos.

“Tuve pérdidas en mis cultivos de café gracias a Fiona. Sin embargo, en el recinto de Utuado tengo acceso a técnicas de siembra y de conservación de suelos que me ayudarán a levantar de nuevo mi finca. No es fácil, pero es necesario”, dijo Rosario Marrero de 20 años, y estudiante de Tecnología de la Producción Agrícola en la UPR de Utuado.

El joven sintió un gran interés por la agricultura desde niño, inspirado por sus abuelos, pero fue luego de la pandemia cuando decidió tomar pasos afirmativos para formalizar esa intención, al matricularse en la universidad.

“Estar en la universidad me ha fortalecido aún más esa pasión por la agricultura, y cada día me esmero en aprender más. El hecho de que la universidad esté ubicada en medio de una finca es ideal para mí, pues distinto a otros métodos de estudio, aquí me enseñan la teoría y rápido la puedo aplicar en la finca del recinto”, dijo Rosario Marrero al referirse a las 118 cuerdas con la que cuenta el recinto universitario de Utuado.

Sachiel indica que, aunque tuvo pérdidas, la situación pudo haber sido mucho peor.

“Tener el conocimiento de dejar una cubierta de material vegetativo verde para mitigar la fuerza del agua, y buscar barreras naturales para proteger contra el viento me ayudó muchísimo. De lo contrario hubiese sido una catástrofe”, añadió Sachiel.

El joven aspira a desarrollar un concepto de café, del grano a la taza, que incluya la cosecha, el procesamiento, así como una tienda o “coffee shop” donde los clientes puedan disfrutar su producto.

“Aquí he aprendido de todo, desde trabajar la tierra hasta mercadear un producto. Mi sueño es usar todo ese conocimiento para levantar mi finca nuevamente y ganarme mi sustento a través de la agricultura. Sé que es posible”, dijo Sachiel.

El joven, quien tiene un promedio académico de 3.60 y espera graduarse el próximo verano, tiene unas sólidas convicciones sobre el valor de la educación agrícola en Puerto Rico.

“Lamentablemente en la isla hemos desprestigiado a la agricultura por no apoyar la educación agrícola. Pero como joven universitario quiero cambiar esa mala concepción. Un país sin agricultura no tiene futuro”, añadió.

El grado asociado en Tecnología de la Producción Agrícola de la UPR de Utuado busca crear agricultores profesionales con conocimiento técnico y dominio en el uso de maquinaria moderna. El recinto de Utuado provee acceso a la educación superior a todos los ciudadanos, incluyendo a aquellos que viven en áreas remotas, lo que crea mayor equidad entre el Puerto Rico urbano y el rural.

Tags

Lo Último

Te recomendamos