Apoyo Local

Abre spot gastronómico, familiar y pet friendly en los kioskos de Luquillo

El lugar cuenta con área de terraza, salón para actividades privadas y estacionamiento (Ver video)

Lusitano1

Edelweiss cuenta con una propuesta gastronómica enfocada en la comida criolla y mariscos. Desde su localidad, tiene acceso a la playa de Luquillo y cuenta con área de terraza, salón para actividades privadas y estacionamiento de la playa. Uno de sus mayores atractivos es que su localidad es “pet priendly” y cuenta con menú vegetariano.

De su propuesta culinaria, se destacan las langostas, los aguacates rellenos y los mojitos de la casa. Además, cuenta con una de las peceras más grandes del área de los kioskos de Luquillo, con capacidad de 200 libras de langostas.

Luego del Huracán María, el kiosko #38 fue uno de los primeros locales en reabrir, a pesar de los daños físicos el restaurante se convirtió en el abastecedor del personal de Primera Respuesta, ya que en la zona todo estaba prácticamente cerrado. La historia se repite de una manera similar con el inicio de la pandemia, aunque esta vez no habían daños estructurales, sí estaba el distanciamiento que representaba la pérdida de su pan de cada día. Nuevamente fueron de los primeros negocios del área en abrir sus puertas y ofrecer una alternativa segura para sus comensales.

El negocio está ubicado en los Kioskos de Luquillo (en la costa cerca del Balneario La Monserrate). Se identifica como el #38. Están abiertos de lunes a domingo de 11:00 a.m. a 11:00 p.m. Los pueden seguir por Facebook e Instagram en @edelweissbargrill para conocer más del negocio y ver sus productos. Puedes reservar tu espacio llamando al 787.355.0888.

Sobre sus propietarios:

Bien dice el refrán que “nadie es profeta en su tierra”, ese el caso de dos hermanos que llegaron a Puerto Rico con el deseo de emprender y aportar a la economía local. Guillermo Tejada comenzó a trabajar como lavaplatos, continuando como mesero, capitán de meseros, hasta llegar a gerente con el deseo inalcanzable de lograr tener su propio restaurante. Luego de un tiempo entra como colaborador en un restaurante en los kioskos de Luquillo, hasta que se le presentó la oportunidad de adquirir uno, es ahí que une esfuerzos junto a su hermana Martha Tejada Beltrán para dar forma a lo que hoy es Edelweiss.

“Han sido muchos años de sacrificio y de arduo trabajo, pero sin lugar a dudas estos últimos años han sido muy fuertes, pero felices de contar con el apoyo de todos los que nos visitan”, comenta Guillermo Tejada Beltrán, propietario.

Te recomendamos: