Apoyo Local

Sabor, arte, música y diversión en Guararé Cocina Auténtica Puertorriqueña

Más que un restaurante para ir a comer, Guararé convoca al comensal a disfrutar de un experiencia inolvidable y a pasarla bien

Lusitano1

Pastorita tiene guararé conmigo, yo no sé por qué será”… Se dice que guararé significa enojo o mal humor, pero en la voz popular es sinónimo de "pasarla bien", y esta es precisamente la invitación de Annette Giuliani y Joseph Boucher, propietarios del restaurante Guararé Cocina Auténtica Puertorriqueña.

El restaurante ubicado en la calle Elisa Cerra, nace del interés de la pareja por crear un espacio que les permitiera disfrutar del entorno artístico de la zona,  y a la vez degustar buena coctelería y una propuesta gastronómica enfocada en la cocina puertorriqueña, elaborada con ingredientes frescos y especias locales para el deleite del comensal.

Así fue que desarrollaron el concepto de Guararé, con un menú puertorriqueño, coctelería vanguardista, música autóctona, espacios abiertos, frituras hechas en casa, y una decoración que armoniza con su entorno.

“Nos encanta nuestro menú porque es un reflejo de la cocina que todos amamos. Nos esmeramos en ofrecer la mejor carne frita con bolitas de ñame, un sabroso arroz con maíz con chuletón de cerdo con reducción de tamarindo, el trifongo de plátanos frescos, una impresionante chuleta kan kan de al menos una libra con tostones de plátano y un chillo entero de pesca local sazonado con especias y sazonador de la casa. Todo es bueno porque todo lo hacemos aquí, desde el sofrito hasta la mantequilla, con productos de suplidores locales desde la Plaza del Mercado de Santurce hasta diferentes puntos de la Isla”, explicó Guliani, al destacar que el lema es “cocina en movimiento” porque en Guararé “vienes a disfrutar, a comer rico y a pasarla bien”.

Se recomienda comenzar con los deliciosos pastelillos de morcilla; pionono con picadillo de res y amarillos; langosta; bacalao; longaniza de cerdo y batata; o la versión de berenjena con quinoa. Como parte de la experiencia los visitantes pueden observar cómo se confeccionan los pastelillos a través del cristal de El Lab y además pueden comprar desde la ventana de la calle.

Por otro lado, las croquetas también son riquísimas, como las de queso y chorizo, setas portobello o bacalao, arancini de gandules y queso frito. Otras alternativas de aperitivos son: el Steak Burger con aioli de recao o las ensaladas de mariscos  como la de carrucho, pulpo, el ceviche y el platón de ensaladas para compartir, preparadas en La Marisquería un espacio del salón comedor habilitado para los pescados y mariscos frescos.

Entre los platos principales, bajo la categoría Salón de la Fama, se reúnen los platillos más espectaculares como la carne frita sous-vide; la carne ahumada con cebollas encurtidas; el chuletón de cerdo Tomahawk acaramelado en reducción de tamarindo; el Cowboy Steak de 22 onzas servido con un mamposteao de jueyes; la chuleta Kan Kan, marinada por 36 horas en “brine” de ahumar para que sea más jugosa y tierna en el interior y crujiente en el exterior; y el famoso trifongo relleno a su preferencia.

Para acompañar estas sabrosuras, podrá seleccionar entre las arepas de coco, las bolitas de ñame y las papas fritas con trufas. Pero el broche de oro son los postres con un giro boricua ya sea el budín de guineo y dátiles niños, o el brownie de pana.

“Soy hija de ganadero y hermana de agricultores, así que conozco los frutos de nuestra tierra y los valoro. Nunca me enseñaron a comer comida rápida, por el contrario, aprendí a apreciar la cocina casera, porque la experiencia comienza desde que decides qué vas a cocinar y cómo vas a hacerlo”, compartió la empresaria.

Otro de los atractivos de Guararé es la carta de cócteles, diseñada por el bartender Mashynne  Rivera, conocido como “El Galán de la Barra”, quien tiene certificaciones del International Bartender Association y Advanced Mixology Bartending, entre otras. En su esquina se juntan destilados, hierbas, frutas y otros ingredientes. Todos los jugos, mixers y guarniciones de los cócteles son hechos en casa, como la cerveza de jengibre, las limas y naranjas deshidratadas, la aromatización de la tónica artesanal y la canela ahumada.

Entre los cócteles favoritos de los visitantes se destaca el Pastorita, que es el gin tonic de la casa preparado con ginebra, cerveza de jengibre hecha en casa fusionada con especias y agua tónica artesanal aromatizada con romero fresco y naranja deshidratada, al igual que La Mula de Maelo, whiskey bourbon con cerveza de jengibre hecha en casa, un toque de limón, aromatizado con menta fresca, lima deshidratada y canela ahumada.

El divertido restaurante también se distingue por la integración de diversas expresiones artísticas, donde convergen los músicos Ray Barreto, autor de la canción que da nombre al restaurante, Héctor Lavoe y Moncho Rivera, autor de su jingle, así como los murales de Roberto Clemente y el de Ismael “Maelo” Rivera, que plasmaron los graffiteros William García y Alberto Rivera, entre otras.

“Hemos integrado la mixología, los nombres en el menú, el logo con su dualidad de significados que juega con un tradicional disco de vinilo y un caldero en movimiento, y por supuesto la música, para complementar la experiencia multisensorial”, describió Boucher, el encargado del playlist de Guararé.

El espacio se distribuye entre el salón comedor con una espaciosa barra, una terraza abierta y el patio que acomoda 150 invitados.

Para reservaciones o para más información acceda www.guararepr.com o llame al (787)722-4013. Guararé: cocina auténtica puertorriqueña está localizada en la calle Elisa Cerra 1004 en Santurce. El restaurante también es pet friendly.