Apoyo Local

Abre Chateau de La Vid para los amantes del vino y el buen comer en Gurabo

El menú, mayormente de tapas de Chateau de la Vid puede resumirse como Puerto Rican simple comfort food.

Los amantes del vino y del buen comer tienen un nuevo y acogedor espacio para degustar, catar y compartir con familiares y amigos, a la vez que disfrutan de una amplia variedad de tapas y deliciosos manjares. Sus propietarios, Ana María Santiago y Jean Carlos Juarbe, son amantes del vino, del buen comer, viajar y entretener. Con ello traen a Chateau de la Vid la experiencia de catar y degustar diferentes tipos de uvas, tal como se hace en los mejores viñedos del mundo.

Ana María Santiago, cuenta que la idea de abrir este espacio surge durante la pandemia, luego de un escape que se dio junto a su esposo, Jean Carlos Juarbe, a la región vinícola de California. “A nosotros nos apasiona viajar, tapear y disfrutar de buen vino junto a buena compañía. En una escapadita que nos dimos a Napa y Paso Robles, Jean Carlos me presentó un plan bastante concreto para establecer una tienda de vinos que tuviese un espacio destinado a degustar platos pequeños. En este binomio el apoyo es incondicional de ambas partes, así que al regreso nos dimos a la tarea de buscar el lugar idóneo para este concepto y lo encontramos en Gurabo”.

Chateau de la Vid, ofrece una amplia variedad de exquisitas tapas basadas en la comida típica puertorriqueña, pero con un toque muy particular. “Durante la pandemia ambos nos refugiamos en la cocina y comenzamos a experimentar con combinaciones no tradicionales. Nuestros mejores catadores fueron nuestros vecinos, quienes se han convertido en nuestros mejores amigos. Por supuesto, el buen vino no podía faltar, así que comenzamos a hacer unas reuniones informales en nuestra terraza para catar vinos y tapas, muchas de las cuales forman parte de nuestra oferta gastronómica”, explicó Jean Carlos Juarbe, copropietario y wine connoisseur.

Oferta Gastronómica

El menú, mayormente de tapas de Chateau de la Vid puede resumirse como Puerto Rican simple comfort food. Entre sus tapas más destacadas se encuentra los Chateau Sliders, cuya carne de res se combina con carne de chorizos parrilleros, rellenos de queso de cabra, setas y jalea de higo, servido en pan dulce con un aioli de aguacate, arúgula y cebolla lila caramelizada. También se destacan los tostones de alcapurrias coronados de ropa vieja guisada, la lasagna frita rellena de tres quesos bañada en una salsa bolognesa de la casa robusta y picantita y los southwest wonton cups, rellenos de una mezcla de habichuelas negras, maíz, salsa mejicana y queso cheddar derretido, coronado con pico de gallo, crema agria y aguacate. que deja a todos pidiendo más.

Otro plato predilecto entre los comensales lo son las croquetas de la casa, crujientes por fuera y cremosas por dentro. Las puedes pedir en su variedad de bacalao, risotto y setas portobello, así como las de chorizo con queso manchego, que son las predilectas. Además, el menú ofrece carnes, aves y pescados junto a mamposteao, majado de viandas o tostones para aquellos que tienen mayor apetito. No pueden dejar de probar la variedad de postres, cuyo protagonista lo es el cremoso cheesecake de licor de Amaretto Disaronno confeccionado por su propietaria semanalmente.

Vive la Experiencia Sommelier

Siendo el vino la base de todo, los comensales podrán degustar de una amplia variedad de vinos cuidadosamente seleccionados. Como parte de la experiencia, Jean Carlos los recibe para identificar el mejor vino de acuerdo con el paladar y la selección de manjares que van a degustar. “El proceso de una buena experiencia gastronómica está en los detalles. Una vez seleccionado el vino, se procede a atemperar a la temperatura correcta, luego se decanta pasando por un filtro para rescatar cualquier sedimento que pueda traer el vino, especialmente si son Reserva y Gran Reserva. Además, se les habla un poco sobre la bodega y la variedad de uva que están degustando, algo que me atrevo a asegurar no se hace en otros restaurantes”, explicó Juarbe quien lleva estudiando el mundo del vino por más de 30 años.

El Lounge de Chateau de la Vid tiene espacio para 56 comensales, además de tres acogedoras salas para que te sientas como en tu casa. El ambiente es uno informal, en donde el servicio al cliente es primordial.

Chateau de la Vid también esta desarrollando un Market, donde los vecinos de la región ya pueden adquirir su vino o espumoso predilecto. Actualmente cuenta una selección de más de 520 etiquetas de España, Italia, Francia, Alemania, Argentina, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, entre otros. También tienen disponible variedad de whiskeys, tequilas, rones, ginebras, vodkas, cervezas artesanales y specialty liquors para confeccionar su cóctel predilecto.

En el Market ya pueden encontrar también deliciosos dips confeccionados semanalmente, así como “specialty foods”, junto a comida “grab-n-go” como lasagnas, canelones, pastelones, arroz, habichuelas guisadas y más. “Vamos poco a poco, viendo lo que el mercado y nuestros clientes nos piden, así que vamos creciendo al ritmo de ellos. Como cuestión de hecho, y a petición de los clientes, en las próximas semanas comenzaremos a ofrecer un menú criollo “to-go”, así como el tan esperado brunch, así que pendiente a nuestras redes para ese nuevo ofrecimiento”, añadió Juarbe.

Sobre Chateau de la Vid

Estamos localizados en Praderas Mall, en el barrio Navarro de Gurabo. El horario del Lounge es miércoles y jueves de 5 a 10pm, viernes y sábados de 12 a 10pm, Domingos de 12 a 8pm. El Market abre martes de 11am a 8pm, jueves a sábado de 11 a 10pm y Domingo de 11 a 8pm. Reservaciones son recomendadas para el Lounge a través del 787-462-0271 o 787-694-3000.

Tags

Lo Último

Te recomendamos