En la barra

Llega a la Isla el vino ''Flor de Muga''

El rosé llega al mercado local.

Lusitano1

El vino rosé Flor de Muga, lo último de Bodegas Muga, se presentará oficialmente en Puerto Rico este sábado 28 de abril en La Bodega de Méndez en Guaynabo.

Su lanzamiento formará parte de cena confeccionada por el chef Augusto Schreiner. Esta iniciará con el espumoso de la Familia Muga, Conde de Haro Rosé, y posteriormente se maridará con Muga Blanco, Flor de Muga Rosé, Muga Reserva, Muga Reserva Selección Especial, Prado Enea y Torre Muga.

“Nos honra muy especialmente que Flor de Muga, que ya goza de una excelente acogida en diversos mercados y muy altos ratings por los críticos, se presente en Puerto Rico de la mano de Isaac Muga, Enólogo de las Bodegas y nieto de la mujer que inspiró este vino. En otras palabras, Flor de Muga entra por la puerta grande”, dijo el director de la División de Vinos de Méndez & Co, Sandro Giulimondi.

Por su parte, Isaac Muga, expresó: “Este vino es el resultado de 6 años de investigación y selección de viñedos de garnachas viejas. Al vendimiar en cajas, los racimos de estos viñedos son pasados a la mesa de selección. Solo usamos lo que llamamos Mosto Flor, resultado del líquido que obtenemos a muy baja presión en nuestras prensas”.

La cena tendrá un costo de $145.00 más IVU para el público en general. A los Socios Gold de La Bodega de Méndez aplicará un 15 por ciento de descuento más IVU. Mientras que la membresía Platinum, recibirá 25 por ciento de descuento. Para información y reservaciones, puede llamar al (787) 277 – 5880.

Flor de Muga en rosé 100% garnacha de cepas viejas (entre 70 y 90 años), cultivadas a más de 2,000 pies de altitud. El vino es de corta maceración en prensa y a un particular punto de maduración, del que solo se aprovecha el 50 por ciento. El resultado es un rosado muy pálido con reflejos violetas. En nariz, se expresa un rosado elegante, fresco y muy delicado, en el que se adivinan notas de fresa ácida y melocotón, así como un aroma floral a rosa. En boca, la sensación que ofrece Flor de Muga es mucho volumen y grasa, rara en rosados, lo que le confiere su singularidad. Un toque mineral y una acidez equilibrada completan la cata de un vino excepcional y único en su categoría.