En la barra

Cerveza y maridaje: la combinación perfecta para este verano

Prueba las mejores cervezas este verano y acompáñalas con un gran maridaje.

Lusitano1

El verano y las altas temperaturas invitan a disfrutar de una cerveza bien fría y  acompañarla de algo exquisito para comer, así que si eres de las personas que le encantaría saber  con qué debería acompañar su bebida, entonces conviértete en un experto en maridaje.

 El poder de la cerveza

cheers8398651280660x550.jpg

La cerveza combina muy bien con diferentes de comidas debido a sus propiedades. Por ejemplo, para que te hagas una idea general de sus bondades, debes saber que mezcla excelentemente con los escabeches, ya se encuentren en platos con carnes rojas o con pescado debido a la fuerza que presenta el vinagre, así mismo es una buena combinación para las ensaladas que tienen aderezos.

Tal como señala el portal de Cerveceros, la cerveza fabricada con granos de cebada germinada u otros cereales se conoce desde la época de los sumerios, a quienes se les atribuye su creación, pero es en la Edad Media en donde se originó la costumbre de cocer el mosto con flores de lúpulo, lo que la diferenció del vino de malta y la convirtió en lo que conocemos hoy en día.

Desde la Edad Media a la actualidad han nacido cientos de cervezas, las que catalogas por sus matices tienen la cualidad de refrescar a todo quien esté sediento. Y como el verano en el Hemisferio Sur está en su apogeo, qué mejor que conocer qué podrás combinar con cada tipo de cerveza.

Cervezas de baja fermentación

Las cervezas de baja fermentación son llamadas Lager y se caracterizan por ser ligeras, espumosas, suaves, de color ambarino o negro. Entre algunas de las cervezas de baja fermentación se encuentran la Pilsen que es clara y refrescante, la Munich que es de un color más oscuro y con sabor a malta y la Viena que es dulce y de color rojizo.

La carne de vacuno combina muy bien con las cervezas suaves y ligeras, en especial si la carne está preparada en un asador. También las carnes blancas con poco condimento y sal, quedan exquisitas si las preparas a fuego lento.

Si te gusta la comida del mar, entonces también una cerveza rubia puede ser una gran compañía ya que por su ligereza y composición, convertirán tu día en un gran día.

 Cervezas de fermentación espontánea

Este tipo de cervezas se caracterizan por utilizar levaduras silvestres obtenidas por fermentación espontánea que presentan un fuerte sabor ácido. El origen de este tipo de cervezas se encuentra en Bélgica y tienen la particularidad de resaltar todo lo que pruebes, debido a su composición.

Por ejemplo, al igual que la sal, la acidez que compone este tipo de cervezas puede despertar cientos de sensaciones en la persona que las pruebe ya que tienen una variada escala de matices. A la hora de combinarlas con ciertos alimentos se recomienda quesos amarillos, tocino y aceitunas sean degustados junto a una de estas cervezas.

Entre los ejemplares más conocidos de este tipo de “cervezas salvajes” se encuentran las Brett ales, cervezas envejecidas en barrica, gose, bière de garde, lámbica, gueuze, Flanders ale, old ale.

Cervezas de alta fermentación

Se trata de cervezas que fermentan a altas temperaturas. Son muy aromáticas y tienen un sabor marcado. Entre las principales cervezas que destacan en esta categoría se encuentran varias subcategorías: Ale (que a su vez pueden dividirse en cervezas amarga, no amarga y translúcida), Stout (negra, cremosa y ácida. Se pueden dividir entre cervezas secas y dulces) y la Porter (cerveza ligera, tostada o negra).

Para acompañar este tipo de cervezas se recomienda un maridaje con personalidad, es decir, carnes con mucha condimentación. También se recomiendan los quesos aromáticos, postres con nueces y chocolate.