En la barra

500 años después vuelven abrir las ventanas de vino en Italia

Una tradición medieval que vuelve por el coronavirus

Lusitano1

Las ventanas del vino estuvieron de moda en la región de la Toscana, en Italia y luego se prohibieron durante mucho tiempo, pero ahora volvieron por un motivo similar al de hace medio milenio: el coronavirus.

Las también conocidas como buchettas del vino, forman parte de una tradición medieval que se estableció durante la peste negra hace unos 500 años.

De acuerdo con el portal computerhoy.com “durante una crisis comercial en Florencia los nobles permitieron a los bodegueros y los campesinos que tenían viñas en casa, vender vino a través de unos agujeros en la pared. La gente lanzaba unas monedas a través del agujero y alguien de la casa le entregaba un vaso de vino”.

Estas ventanas resultaron muy útiles durante las epidemias de gripe y peste, porque ya en aquella época se sabía que las enfermedades se contagian por contacto.

Luego fueron prohibidas para no hacer la competencia a los taberneros.

View this post on Instagram

Las ventanas de vino, o buchettes, solo se encuentran en la Toscana italiana. Fueron construidas en el medioevo para que los palacios pudieran vender los excedentes de vino natural al pueblo durante la peste. Este capricho arquitectónico medieval inspiró a los dueños de restaurantes y bares en Florencia para mantener vivos sus negocios y el espíritu de la ciudad durante la pandemia de #Covid19. Existe una Asociación de la Ventana del Vino de Florencia, que impulsa la apertura de unas 150 ventanas que existen en la ciudad, para vender desde vino hasta aperitivos, comidas y café. Las ventanas se usaron para un propósito similar cuando la peste italiana se extendió por el país en la década de 1630: los vendedores de vino notaron la importancia del auto aislamiento y, en lugar de recibir el pago a mano, pasaban por la ventana un recipiente que desinfectaban con vinagre. Con el paso del tiempo, las de madera desaparecieron durante la inundación de 1966, y muchas otras víctimas del vandalismo. Una vieja nueva normalidad que adquiere mística en el momento en que advertimos la importancia de surfear la ola de la Historia. #winewindows #covid19 #coronavirus #toscana #italy #italianwine

A post shared by March Mazzei (@wmarchi) on