En la barra

5 formas de maridar tu whiskey en Puerto Rico

Descubre dónde y con qué emparejar tu próximo “dram” the whisk(e)y.

Lusitano1

Por: Pablo Pérez “The Whiskeyrican”

Fue unos años atrás durante una fiesta familiar en Barranquitas, Puerto Rico. El lechón ya asándose en la vara. La familia probando pitorros de guayaba, tamarindo, coco… De repente, me sirven un pitorro de almendras acompañado de un pedazo de cuerito grasosito y tostadito – como a todo boricua le gusta. Pero algo andaba mal y tenía que corregirse. No fue hasta que, aún con mi pedazo de cuerito, reemplazé el pitorro por un Woodford Double Oak (bourbon), y el descubrimiento para la historia. Aquí comparto una breve guía que los llevara por una montaña rusa de sabores.

1. Scotch de la isla de Islay con ostras en Cabo Rojo con

Si eres fanático del whisky ahumado, a lo mejor has escuchado de esta combinación. Recomendado por mi gran amigo Edgardo de @Whisky_ThroughMy Lens (Instagram), la próxima vez que vayas a comer ostras, échale un poco de un escocés ahumado, como Laphroaig, Ardbeg, Bowmore, Lagavulin en vez del tradicional limón. Lo salado de las ostras se combinan con lo ahumado del whisky y crean una explosión de sabor. En estos whiskys siempre se encuentran notas alusivas al mar, y que mejor representación del sabor del océano o mar en el caribe que una ostra. Todo esto, por supuesto, con un bello paisaje de la playa y el poblado de Boquerón.

2. Bourbon en Guavate

Bourbon y BBQ van de la mano como café con leche. Verdaderamente están hechos el uno para el otro. Pero cuando se trata de BBQ, que mejor que su cuna: Puerto Rico. Un poco de historia – la palabra barbacoa tiene orígenes taínos. Nuestros antepasados fabricaban una especie de parrilla alta de madera a la que le llamaban “bucán”, sobre ella ponían a asar diferentes carnes y a esa acción le llamaban “barbacoa”. Fast-foward muchos años más tarde y tenemos nuestra versión de buscan y barbacoa con un lechón a la vara. Así que la aproxima vez que le metas mano al cuerito, ten un Bourbon cerca y brinda por todos las personas que de alguna manera u otra contribuyeron históricamente en la creación de estos regalos del cielo

3. Scotch de la region de los Highlands en Piñones

Mucha gente asocia el whisky escocés con alto estándar, y cache, pero no necesitas unos canapés de salmón ahumado y queso crema para maridarlos correctamente, ademas esta versión promete ser mucho mas divertida. Una alcapurria de  carne o jueyes es la combinación perfecta para un escocés terminado en jerez de la region de Highlands como lo es The Macallan, Aberlour, o Dalmore. Sentiras como el humo del fogón de madera de paletas te complentera el whisky, mientras la alcapurria funciona como una esponja limpiando el paladar después de cada sorbo y trayendo al party todos las aceites necesarios para mezclarse con el whisky. Y si le metemos a unos bacalaitos después mas na’ te voy a decir

4. Cócteles de Whisk(e)y en San juan

Whiskey en la escena coctelera a tenido un auge grandísimo en el mundo y Puerto Rico no se queda atrás. Desde un Old Fashion a una creación única al momento los mixólogos de barras como La Factoría, Casa de Montecristo, Bar La Unidad entre otros han confeccionado cocteles que utilizan ingredientes locales y  whisky como espíritu base  que son dignos de reconocimientos internacionales. La hemos arquitectura del coctel y de San Juan te brindara hermosas estampas dignas de “instagram”. Un buen coctel de whisky maridado con  las calles del Viejo San Juan, y les prometo que tendrán una noche mágica.

5. No podía faltar…

Tu “dram” favorito junto a tus seres queridos disfrutando de un atardecer en Rincón. Este último no necesita explicación

Así que la próxima vez que vayas a darte tu palito de whisk(e)y, emparéjalo, cásalo con algo criollo, y tú también tendrás una experiencia para la historia.

Puedes seguir a WSPR en Facebook como https://www.facebook.com/whiskeypr/  y en Instagram como @whiskeysocietypr para conocer más sobre esta gran bebida.

Te podría interesar: