En la barra

Aprende a utilizar tu nariz al degustar tu whisk(e)y y realza la experiencia

En la nariz sucede algo único con el whiskey, ¿cómo la utilizamos para realzar nuestra experiencia?

Lusitano1

La nariz es posiblemente la parte más importante de la degustación de un whiskey. Hay quien diga lo contrario, y no le quito la razón. La realidad es que ambos -la nariz y el paladar- se combinan para darnos esa experiencia inolvidable al degustar.

Sin embargo, en la nariz sucede algo único con el whiskey: se evocan sentimientos y recuerdos como con ninguna otra bebida. Por ello, luego de olfatear nuestro dram, es común que digamos o escuchemos a alguien decir: “Esto me recuerda a…”; y eso es sin dudas, ¡especial!

Entonces, ¿cómo la utilizamos para realzar nuestra experiencia? Aquí te comparto unos ‘tips’:

  • La copa

Es fundamental utilizar la copa o vaso apropiados, tales como la copita Glencairn o la Tulip. Estos vasos por tener un cuello más delgado que su base, atrapan más los aromas que desprende el whiskey, permitiendo que podamos captar sus notas más fácilmente con la nariz.

  • Olfatea

Manteniendo tu boca abierta, huele y olfatea. Huele y olfatea una y otra vez con la boca abierta. El mantener tu boca abierta permite que el olor fuerte a alcohol no se apodere de tu nariz y evite que huelas las notas en tu whiskey. Pregúntate:

    • ¿Qué es lo primero que te viene a la mente? Extra tip por Pablo Pérez “The Whiskeyrican”: dí lo primero que te viene a la mente en voz alta, ya que esto establece tu relación muy personal con ese whiskey. ¡Gracias Pablo!
  • Olfatea nuevamente

Sin dudas, encontrarás ese olor a alcohol fuerte, especias, o quizás predomine ese olor ahumado a turba típico de algunos whiskies escoceses.

  • Olfatea una vez más, pero con detenimiento

Mientras olfateas, cambia el ángulo de tu copita y favorece un lado de tu nariz y luego la otra. Pregúntate:

    • ¿Encuentras notas cítricas, como limón y chinas?  ¿Y qué tal de aromas más frutosas, como manzana, melón o guineo?
  • Repite el tip #4

Hazlo una y otra vez, y cuando hayas terminado, hazlo nuevamente.

¿La importancia de olfatear? Sin siquiera probar nuestro trago, podemos ya comenzar a identificar:

  • El tipo de barril(es) en que fue añejado el whiskey, si en barril(es) hechos con roble americano (notas cítricas y frutosas como el melón) o con roble europeo (un ároma frutoso más dulzón como ciruela y melocotón).
  • El tipo de barrl(es) en que fue terminado el whiskey, si en barriles exjerés (notas frutosas fuertes como de pasas), o quizás barriles exbourbon (notas dulces como vainilla y caramelo).
  • El grano o granos utilizados en la confección del whiskey. Cebada, maíz, trigo, o quizás notas como de pan, indicando la presencia de centeno.

Sin dudas, el degustar whiskey es toda una experiencia. La próxima vez que degustes, sea en casa o en otro lugar, utiliza estos tips y realza tu experiencia, haciéndola inolvidable.

Nota: luego de todo lo ya discutido, entonces puedes probar tu dram…

Puedes seguir a WSPR en Facebook como https://www.facebook.com/whiskeypr/  y en Instagram como @whiskeysocietypr para conocer más sobre esta gran bebida.

Le podría interesar este video: