En la barra

¿Quieres empezar a degustar mezcal? Aquí te decimos con cuál empezar

De apariencia transparente brillante, Mezcal Don Ramón es ideal para principiantes por su sabor y calidad que puedes disfrutar en cócteles o simplemente solo.

Lusitano1

Ciertas bebidas están impregnadas de secretos, leyendas y de un poder místico y extrasensorial, ese es el caso de Mezcal Don Ramón, de apariencia transparente, joven, blanco que se produce en Zacatecas, una de las regiones reconocidas por el Consejo Regulador del mezcal. León Ortíz Román, Director General de esa Casa productora nos habla un poco más de este destilado y por qué se está convirtiendo en uno de los favoritos de los consumidores.

¿Qué diferencia a Mezcal Don Ramón de otros?
— Se produce a partir del agave Salmiana, una novedad porque tradicionalmente se hace con otros agaves, pero quisimos dar a nuestros consumidores algo distinto para destacar dentro de muchas marcas y estamos satisfechos porque hemos encontrado un producto que ha gustado mucho. Empezamos a presentarlo en 2019, pero por las circunstancias actuales no pudimos continuar y en 2020 no se dio la oportunidad de hacer una presentación oficial, así que ahora estamos haciendo una campaña para que la gente lo conozca poco a poco.

¿Quieres empezar a disgustar el mezcal? Aquí te decimos con cuál empezar Uno de los objetivos de Mezcal Don Ramón es incentivar el cultivo del Salmiana en nuestro país. - Casa Don Ramón.

 

Son conocidos por su tequila, ¿por qué apostar ahora por el mezcal?
— Don Ramón lleva tres años en esta transformación, tiene más de 20 años en el mercado y era muy conocido por un solo producto, nuestro Tequila Reposado, después dimos un giro con el Tequila Punta Diamante y justamente en esos tres años buscamos producir mezcal porque vimos que el consumidor estaba listo para tener nuevas variedades así que ideamos, hicimos muchas pruebas y se decidió por esa producción de Zacatecas.

¿Qué matices se perciben al probarlo?
— Cuando lo acercas a la nariz inmediatamente sentirás el ahumado, que tiene un aroma agradable, a tocino y salmón. Es un ahumado que te da esa sensación de querer probar más y cuando te lo llevas a la boca empiezas a percibir los sabores del agave y las notas herbáceas. Es para aquellos que desean algo distinto y para los que empiezan y quieren acostumbrar su paladar a esas notas.

¿Quieres empezar a disgustar el mezcal? Aquí te decimos con cuál empezar León Ortiz Román, Director General de Casa Don Ramón. - Casa Don Ramón

Auge del mezcal

¿A qué se debe la gran aceptación que está teniendo Mezcal Don Ramón?
— Hemos procurado darle tres elementos a nuestros consumidores: un líquido de alta calidad, la certeza de que es un producto 100% agradable que está pensado específicamente para resaltar las notas del agave y la originalidad de su botella, lo cual ha caracterizado siempre a Casa Don Ramón. Le damos siempre un plus a la gente porque cuando termine de ingerir el producto, la botella se vuelve un objeto coleccionable y sirve como licorera. Aparte, el tapón está lleno de referencias al espíritu del mezcal teniendo como símbolo de esa conexión mística la cabeza de un felino que puede ser la de un jaguar, un puma, ocelote o tigrillo, figuras muy presentes en las culturas antiguas de América que son como el puente entre la espiritualidad y la vida terrenal. Además, puedes personalizar tu botella para regalos en fechas especiales.

¿Cómo ve el auge del mezcal?
— Viene con mucha fuerza. Es una bebida que tiene toda la vida en México y actualmente, a raíz de esta situación tan particular de la pandemia, se ha popularizado mucho en EU porque la gente ha empezado a preparar más coctelería descubriendo que el mezcal puede añadir unas notas interesantes a sus diferentes bebidas. El mezcal es casi místico, tiene mucho que ver con nuestra cultura de sentarnos a convivir con los amigos y la familia. El mezcal se toma a besos o de un solo trago, tiene sus propios tiempos.  Es una bebida que seguirá con mucha fuerza a pesar de la crisis.

¿Cómo podemos disfrutar Mezcal Don Ramón?
— Su equilibrio entre el ahumado y lo herbal permite hacer muchos experimentos de mixología, puedes generar un trago tan seco como el Martini o tan afrutado como una Caipiriña. A los que gustan tomarlo solo no se decepcionarán y a quienes quieren experimentar con cócteles encontrarán una variedad de combinaciones.