Comida Saludable

Pimientos verdes, rojos, amarillos y anaranjados, ¿cuál es la diferencia?

Son ricos, saludables y una buena fuente de vitaminas, pero cada uno tiene sus diferencias en cuanto a su sabor.

Lusitano1

En el mundo de los vegetales, cada uno tiene su especialidad.  Los pimientos, pimentones o morrones también se utilizan en determinados platillos. Pero, ¿qué diferencia hay entre unos y otros?

Para empezar, cada tipo de pimiento – verde, rojo, amarillo, anaranjado e incluso negro – tiene diferencias para distintos gustos. Esta hortaliza rica en fibra, antioxidantes y vitamina C se puede preparar en platillos similares, aunque hay ciertos detalles que hay que colocar atención:

Verdes

verde

Los verdes son la versión sin madurar de los demás tipos de pimientos. Debido a esto, tienen un sabor  más amargo y es posible que provoquen indigestión si se consumen crudos.

Por otra parte, esta hortaliza es una buena fuente de vitamina C y su consumo es beneficioso para la piel, reducir los síntomas del resfriado, combatir enfermedades como el estreñimiento y el hipertiroidismo.

Además, los pimientos verdes son más baratos que los demás. Al ser menos maduros, se recolectan antes y necesitan menos tiempo de cultivo, mientras que los pimientos amarillos, naranjas y rojos consumen más recursos ya que se cosechan más tarde y resultan más caros.

En cuanto a las preparaciones, el pimentón de este color queda muy bien la paella, arroz, gazpacho y asados.

Rojos

rojo

Los pimientos de este color contienen once veces más betacaroteno – compuesto que reduce la probabilidad de padecer cáncer y provee el 50 por ciento de la vitamina A – que los pimientos verdes.

Se ha demostrado que esta vitamina mejora la calidad de los espermatozoides. Además, son una gran fuente de vitamina B6 y de magnesio. Esta combinación ayuda a disminuir la ansiedad, especialmente la relacionada con los síntomas premenstruales. La vitamina B6 también es un diurético natural, así que los pimientos rojos ayudan a reducir la inflamación y prevenir la hipertensión.

Asimimo, son protagonistas de cualquier cena, ya que son crujientes y dulces, aunque suelen ser más caros en invierno. Al igual que el pimiento verde, el rojo se puede preparar en paella, arroz o también se pueden hacer rellenos debido a su crujiente consistencia.

Amarillos

amarilos

Los de color amarillo tienen más vitamina C que los verdes, pero menos vitamina A y menos betacaroteno. Además, tienen un bajo aporte calórico: sólo 20 calorías cada 100 gramos.

Por otra parte son ricos en fibra, lo que ayuda a producir sensación de saciedad, al mismo tiempo que combate el estreñimiento. En este aspecto también resulta beneficioso la gran cantidad de agua que poseen.

Al igual que el rojo, estos se caracterizan por ser más dulces, por lo que quedan muy  bien rellenos o para agregar en una ensalada.

Anaranjados

anarajnad

Son muy parecidos a los amarillos en cuanto a sabor y consistencia. Son más dulces que los verdes, pero menos que los rojos y amarillos.

Además, tienen zeaxantina, un pigmento conocido por proteger contra las cataratas y la degeneración macular, que va mermando lentamente la visión de las personas mayores. Por otra parte es una buena fuente de fibra e ideal para quienes están ''a dieta''.

Este tipo de pimientos quedan muy bien cocidos, para agregar en una sopa o también para añadir a un cereal como el arroz o quinua.