Comida

Cuidado con la dieta ''keto'', podría ser mortal para tu cuerpo

Una dieta cetogénica no es cualquier cosa y la especialista Luisa Beiles nos explica por qué

Lusitano1

La dieta cetogénica (también llamada 'keto') se ha popularizado como alternativa para perder peso, sin embargo los efectos que puede tener en el organismo están muy alejados de formar el cuerpo "perfecto" además de que no es para cualquier persona.

"Aunque sí tiene ciertos beneficios potenciales para la pérdida de peso, no deja de ser una opción controvertida, por eso, es importante tener muy claro en qué consiste la dieta cetogénica y cómo es que esta funciona para adelgazar", explicó la nutrióloga Luisa Beiles.

"Se trata de una dieta muy baja en carbohidratos que convierte al cuerpo en una especie de "máquina de quemar grasa". Aquí, el cuerpo produce cetonas, que fungen como una fuente de energía alterna en el hígado, en vez de la glucosa como ocurre normalmente".

Cuando comes algo con alto contenido de carbohidratos, tu cuerpo producirá glucosa e insulina. La glucosa es la molécula principal que usa el cuerpo como energía y la insulina se encarga de procesarla y llevarla al el torrente sanguíneo para que llegue a todo el cuerpo.

Lo que NO se debe comer comer con esta dieta: Granos (maíz, arroz, cereales); azúcar (miel, agave), fruta y papa

Lo que SÍ puedes comer: Carnes (pescado, res, pollo), espinaca, brócoli, queso, crema, mantequilla, nueces y semillas, aceite de coco, aderezo para ensaladas (pues es alto en grasa).

Entonces, ¿qué pasa si dejas de comer carbohidratos? "El primer día no pasa nada porque tienes una reserva que el cuerpo usa como energía, pero ya para el tercer día que no tienes nada de glucosa, el cerebro empieza a trabajar con grasa, formando los cuerpos cetónicos", dice la especialista. "Eso no es saludable porque si lo llevas por un tiempo prolongado te puede llevar a una descompensación e incluso la muerte, ya que no se alimenta al cerebro como se debe, lo cual puede ser contraproducente para el buen funcionamiento del mismo".

La cetosis es un proceso natural que el cuerpo inicia para ayudarnos a sobrevivir cuando la ingesta de alimentos es baja. Durante este estado, producimos cetonas, que se producen a partir de la descomposición de las grasas en el hígado. El objetivo final de una dieta cetogénica forzar al cuerpo a este estado metabólico pero por ningún motivo se debe hacer sin supervisión y sólo porque sí.

"Esta dieta es recomendada a personas con sobrepeso y obesidad para que bajen de peso en poco tiempo y aunque bien supervisada puede ser muy efectiva. El problema es que de repente, tu cuerpo tiene que lidiar con la falta de glucosa y el aumento de grasas lo cual puede conllevar a malestares y síntomas como colesterol alto por las grasas saturadas, dolores de cabeza, palpitaciones, ansiedad, mareos, cansancio y mal humor", explicó Beiles. "Por supuesto no se recomienda hacer ejercicio, ya que a no tener las reservas necesarias de energía, te será imposible hacer el esfuerzo que implica una rutina completa y puedes ponerte en riesgo. Además, cuando haces esta dieta por mucho tiempo, puedes bajar tanto grasas como músculo por lo que no es del todo saludable esta pérdida de peso".