Comida Saludable

Toalteño convierte la siembra en su estilo de vida

Lo que comenzó como un proyecto personal de un joven boricua, ahora comparte sus cosechas con familia, vecinos y amigos, y hasta se convirtió en una entrada económica con planes de expansión

Lusitano1

Aunque inicialmente Rey Abner Soto comenzó a sembrar para poner en práctica lo aprendido en una clase de agricultura sostenible, hoy día la idea de practicar la seguridad alimentaria se ha convertido en algo que forma parte de su estilo de vida.

Cilantrillo, calabaza, lechuga, tomate, habichuelas coloradas, frutas de temporada, cranberries locales, jobos enanos, parcha granadilla, caña, tamarindo y chinas son parte de las cosechas del huerto casero de Soto por más de diez años, quien, además, desde 2016, ha visto una oportunidad económica al vender algunas de sus cosechas , inicialmente, eran para consumo personal.

“Empezó como un proyecto de huerto familiar, pero cuando yo estaba publicando sobre el tema en Instagram, mayormente, poniendo fotos de las plantas, cómo iban y eso, pues la gente empezó a interesarse por las plantas y preguntar si yo vendía cosechas, pues me estaban preguntando mucho, y ahí yo vi la oportunidad y empecé a producir más para vender”, contó Soto en entrevista con Metro.

Si bien su familia inmediata se beneficia de sus cosechas, también les da a sus tíos y tías, así como a sus vecinos y vecinas.

“No es lo mismo algo que pasó cinco meses o un mes para llegar a Puerto Rico, que tenerlo en tu patio, cosecharlo y llevarlo a tu mesa”, Rey Abner Soto

“Yo estuve tomando clases de Permacultura por un tiempo, que es una clase de agricultura sostenible, y queríamos replicar eso que estábamos tomando en clases, en casa, para tener nuestras propias cosechas, y ahí fue que empezó todo”, expuso el toalteño de 29 años.

Además, quiso poner un nombre a ese proyecto personal, ya que hizo su maestría en Comunicaciones, y en ese entonces, se estaba enfocando en su marca personal, por lo que “me pregunté qué estaba haciendo distinto, y pues me estaba dedicando al huertito de casa, así fue que empecé a publicar sobre el tema”. Al proyecto lo llamó Semillas Germinando porque se dedicó a buscar semillas de otros países o poco comunes en Puerto Rico y a sembrarlas en la isla “a ver cómo se daban”. Entre ellas, mencionó la pitaya, parcha granadilla y papa del Perú.

Las semillas las obtiene en catálogos estadounidenses, que tienen semilleras orgánicas de distintos países. “Hay catálogos online a los que uno puede pedir semillas de papas del Perú, por ejemplo, y probarlas cómo se dan”, explicó.

Actualmente, el huerto casero de Soto consta de casi una cuerda. Sin embargo, tras la oportunidad económica que se le ha presentado, tiene planes de expansión sin dejar a un lado la idea de continuar consumiendo sus cosechas.

“Mi producción antes era una producción mensual, y ahora, este año, comencé a producir lo mismo que estaba produciendo mensual, pero semanal. He empezado y ha sido un reto, pero se ha logrado”, dijo el agricultor sobre las siembras que ejecuta en su propia residencia.

Por ejemplo, de cilantrillo, que es su cosecha principal en un sistema hidropónico, cosecha de 60 a 70 libras semanales, lo que antes era su cosecha mensual. “Todo esto en un espacio pequeño, pero sí tengo que estar constantemente poniendo semillas para lograr esa producción semanal”, explicó el amante de las plantas, quien confesó que estuvo varios meses sin cosechar debido al azote del huracán María.

Llamado por la seguridad alimentaria

En medio de una situación de seguridad alimentaria que se vio reflejada con el huracán María, Soto expresó que tiene muy presente aportar a la solución.

“Es importante ese tema porque no estamos produciendo aquí en Puerto Rico lo que consumimos. Todo lo estamos comprando, y porque si tenemos espacio, ya sean grandes o espacios pequeños que puedan producir, poder usar esos espacios y ponerlos a producir”, manifestó Soto.

Reclamó que también es un asunto económico, ya que Puerto Rico podría recibir ese dinero que está yendo a otros países.

“Todo ese dinero se está yendo para otros lugares, cuando aquí en Puerto Rico hay mucho potencial para lograr estas cosechas y vendérselas directo a las personas, porque no podemos depender de todo lo que viene del extranjero. Tenemos que estar produciendo nosotros también nuestra comida”.

El toalteño hizo un llamamiento, además, a tomar conciencia sobre el calentamiento global. “Ahora mismo, con el cambio climático y los problemas ambientales, tenemos que estar más conscientes de que tenemos que empezar, ya sea un pequeño huerto, ya sea casero, comunitario, escolares, que se puedan desarrollar en espacios pequeños para poder motivar a la gente a que vea los beneficios de poder tener un producto fresco en tu mesa que tú mismo germinaste”, expuso.

Algunas de sus cosechas

• Cilantrillo

• Calabazas

• Lechuga

• Tomates

• Habichuelas coloradas

• Frutas de temporadas

• Cranberries locales

• Jobos enanos

• Parcha granadina

• Caña

• Tamarindo

• Chinas