Comida Saludable

Estudiantes cultivan 20 mil semillas de café

Cultivarán y trabajarán todas las etapas del proceso del café.

Lusitano1

La Escuela Segunda Unidad Matrullas de Orocovis impulsa un innovador proyecto de autogestión agrícola en la montaña llamado “Germinando de la tierra al paladar”, una propuesta de caficultura que, además de levantar la producción de esta semilla en la isla, propicia en los niños un sentido de orgullo e identidad por el sector agro empresarial en el mismo corazón de Puerto Rico.

“Cada vez es más latente la necesidad de la producción de café en Puerto Rico.  Es vital rescatar y fortalecer esta industria, más aún ante el duro golpe del huracán María.  Por eso, nuestros estudiantes apuestan a transformar este sector de gran demanda en nuestro país'', expresó el director de la Escuela S.U. Matrullas, Alberto Meléndez Castillo.

En el evento asistieron representantes y líderes comunitarios de Starbucks de países como Cuba, Colombia, Perú, República Dominicana, Chile, entre otros países de Latinoamérica. Este año, escogieron el proyecto de la Escuela Matrullas para apoyar la educación del café en los niños puertorriqueños.  Los estudiantes ya cuentan con la infraestructura necesaria para lograr las plantas de café y venderlas a los agricultores del área.  Se espera entonces, que se cultiven sobre 20 mil semillas.

Te recomendamos:

Toalteño convierte la siembra en su estilo de vida

Lo que comenzó como un proyecto personal de un joven boricua, ahora comparte sus cosechas con familia, vecinos y amigos, y hasta se convirtió en una entrada económica con planes de expansión

“Ya finalizamos los dos germinadores.  Aquí los estudiantes trabajan este proceso, que tarda entre 40 a 70 días.  Una vez germina, la semilla se replanta en un vivero, un estado que controla las condiciones de las plantas por espacio de seis meses.  Luego se venderán y se desarrollará el proceso tan necesario de la autogestión.  Este es el puntal de enfoque para nuestros niños.  La idea es que los estudiantes comprendan cómo a través de la caficultura impulsamos económicamente a la región central'' sostuvo.

Ya con el producto final los jóvenes descubrirán su espíritu empresarial para distribuir a los agricultores.  De esta manera, incentivarán la siembra del café mientras inyectan la economía en su comunidad y en la Isla.  “El proyecto impacta todas las áreas, desde el cultivo, el proceso del café y cómo vender sus productos.  Los motivamos a crear esa chispa empresarial y a ser autosuficientes.  Esa es la clave del éxito en estos niños, futuro de Puerto Rico”, añadió. 

La Escuela S.U. Matrullas también se convirtió en una escuela ecoamigable.  Luego del paso de María por Puerto Rico, la escuela recibió apoyo directo de empresarios y organizaciones sin fines de lucro para instalar un sistema de placas solares con baterías.  Actualmente, el plantel escolar opera con un 85% de energía renovable y es autosustentable.