Comida Saludable

Se abren paso en la industria con galletas 100 por ciento sin gluten

La primera y única fábrica en la isla de productos de repostería libre de gluten y vegana

Lusitano1

Ser las fundadoras de la primera y única fábrica en la isla de productos de repostería libre de gluten y vegana es una realidad que aún le cuesta creer a las emprendedoras Ailed González y Jonelie Vélez.

Y es que luego de seis años afinando los detalles del proyecto para cumplir con los mejores estándares de calidad, ahora el dúo estrena en mercado local su producto Tasty Smart, galletas 100 por ciento sin gluten y veganas, confeccionadas en Vega Baja, Puerto Rico.

''La finalidad del producto es que las personas que tienen condiciones celíacas, u otras, sientan la libertad de consumir un producto libre de gluten, que sabe bueno, que es saludable y tiene valores nutritivos'', precisó González, microbióloga de profesión y quien cuenta con vasta experiencia en temas de quality control dentro la industria de los alimentos.

tasty smart Foto por Perla Alessandra Hernández

Por su parte, Vélez, experta en mercadeo, reiteró a Sabrosía Puerto Rico que en la planta no se manufactura nada que sea con gluten, ''para que no haya riesgo de contaminación cruzada''. ''Nuestros niveles de confianza son los más altos del mercado'', dijo.

El principio de algo maravilloso

''El principio de algo maravilloso'', así González describió la alianza que lograron establecer con la reconocida empresa de distribución Caribbean Produce Exchange.

''El producto tiene algo especial, es muy compatible con los valores que representa nueva empresa; innovación, relevante y responde a tendencias del consumidor. Ailed y Jonelie dieron con la fórmula y ahora nos toca a nosotros hacer la parte de comercialización y distribución para que llegue a las góndolas'', comentó el presidente de Caribbean Produce Exchange, Ángel Santiago.

Pero, antes de llegar al supermercado, la magia surge en la fábrica de Vega Baja. Desde las seis de la mañana el equipo del trabajo (nueve personas, incluyendo a las emprendedoras), inicia operaciones creando la masa de las galletas. Posteriormente, se trabaja con la depositadora y el horno. Finalmente, se empaca y está listo para disfrutar en familia.

El diseño del empaque también es idea de las boricuas de 36 y 37 años, quienes coinciden en que era necesario crearlo con elementos atractivos y en dos idiomas, para ''que compitiera tú a tú con cualquier producto importado.

Aconsejan a los emprendedores 

Tras lograr su producto, González aconseja a otros emprendedores a continuar luchando por lo que quieren. ''No se pueden quitar. El camino va a ser difícil, pero es cuestión de escuchar y prepararse'', puntualizó.

  • Mira en vídeo: