Comida Saludable

Cómo hacer leche vegetal paso a paso

Es mucho más fácil de lo que piensas y te puede economizar mucho dinero

Lusitano1

Estamos en la era de la información. Gracias a muchos documentales e investigaciones, por fin se conoce que los lácteos tienen un absoluto poder inflamatorio, además de acidificar nuestro pH, producir excesiva mucosidad y tener un coctel de antibióticos. Esas noticias para nada son buenas. Los lácteos tienden a crear muchas veces las condiciones idóneas para que se desarrollen enfermedades.

leche de almendras

Solo por el dato, Estados Unidos es el país con mayor consumo de lácteos y más índices de osteoporosis. Dependemos del alimento que está diseñado para las crías de los mamíferos, en otras palabras destetamos terneros para nuestro consumo. 

leche vegetal

Cada vez los consumidores estamos más consciente de las repercusiones que tienen nuestras decisiones al comprar. Por eso es que en las góndolas hay con más accesibilidad leches de almendra, de cashews, de hemp, etc. De hecho, nos las venden como milagrosas, pero ojo nunca descuides la información nutricional , algunas de ellas tienen edulcorantes artificiales, preservantes, gomas y más. 

Mi recomendación: si las puedes hacer, ¡hazlas! Si no, utiliza las comerciales para cuando estés en contra del tiempo. 

Es muy sencillo. Eliges una taza de algún fruto seco, puede ser coco del país (¡lo amo!), avena, nueces y hasta arroz. En el caso de las nueces puedes dejarlas remojando toda una noche, básicamente para activarlas y despertar la vida que habita en ellas. En el caso del arroz, va a ser más fácil preparar la leche una vez el grano está blando. 

Lo licúas con tres a cuatro tazas de agua. Tres tazas de agua si deseas una leche más concentrada, o cuatro si la deseas más ligera. La licúas de dos a tres minutos, luego la filtras por un colador de tela (la tela debe ser bien fina) y ¡listo!

Te puedes poner creativo y saborizarla con jengibre, cúrcuma, canela, vainilla, clavo, cardamomo, etc. Al igual que también puedes conservar el bagazo (los frutos triturados) y hacer algún queso de nueces con ajo en polvo, limoncito, levadura nutricional y más.

¡Exito en tu aventura lechera! 

Si deseas aprender más, recuerda que Poliniza tiene talleres de cocina basada en plantas para ti. Visítalos en www.poliniza.net 

Talleres

taller poliniza