Comida Saludable

Cómo fortalecer el sistema inmune de forma efectiva con una buena nutrición

Cuando se trata de la buena nutrición para fortalecer el sistema inmunológico, existen ciertos aspectos que hay que tomar en cuenta para evitar un posible contagio

Lusitano1

Tras la proclamación por parte de la Organización mundial de la Salud (OMS) sobre el COVID-19 como una pandemia y con 15 posibles casos en la isla sin aún ser confirmados, cada vez más resulta importante tomar medidas preventivas desde nuestros hogares para prevenir un posible contagio, comenzando desde la sana alimentación, para lograr mantener el sistema inmunológico en óptimas condiciones.

Según la nutricionista Vilma Calderón, cuando se trata de la buena nutrición para fortalecer el sistema inmunológico, existen ciertos micronutrientes que cobran importancia cuando se habla de la respuesta inmune de cada individuo, como la vitamina C, la Vitamina D, la Vitamina A y los minerales selenio y zinc, así como ciertos alimentos que contienen propiedades antivirales que podrán combatir este virus.

Alimentos con propiedades antivirales, antioxidantes y antiinflamatorias:

  1. perejil: tiene propiedades antioxidantes y es fuente de vitamina A, Vitamina C y Zinc
  2. moringa (árbol de rábano picante): tiene propiedades antivirales y antiinflamatorias
  3. ajo y cebolla: tienen propiedades antivirales
  4. especias cómo la cúrcuma y el orégano
  5. genjibre
  6. frutas con propiedades antiinflamatorias y antivirales como: las bayas las blueberries, el açai y las endelberries, que se conoce como la baya de saúco y que se venden preparaciones a base de esta fruta como el Sambuco.

"La vitamina C está siendo utilizada como parte del protocolo en el tratamiento de los pacientes infectados con el virus en Wuhan, China. Ellos utilizan mega dosis de vitamina C, entre 50-200mg /kg de peso por 7 días junto a la terapia de fármacos y están viendo muy buenos resultados. La vitamina C tiene muchas funciones", comentó Calderón al mencionar algunas de estas como: servir de antiviral, antioxidante, para fortalecer el funcionamiento del sistema inmunológico, mejorar la función de los fagocitos y la formación de los linfocitos T, entre otros.

Algunos alimentos que, según la especialista, figuran como una buena fuente de esta vitamina son todas las frutas cítricas como el limón, chinas, toronjas, piña, guayaba, kiwi y algunos vegetales como el pimiento rojo y verde y el brécol.

"Yo recomiendo la suplementación de vitamina C, entre 500 y 1,000mg diarios, porque es una vitamina que se pierde con facilidad. Por ejemplo, el estrés hace que se pierda esta vitamina y, en estos momentos ¿quién no tiene estrés?", expresó la nutricionista, a la vez que comentó que aquellas personas que fumen deberán aumentar la dosis "ya que la nicotina hace que se pierda esta vitamina y la preocupación por los cálculos renales o formación de piedra en los riñones se debe entender que esto puede ocurrir cuando son dosis elevadas y por mucho tiempo".

[EN VIVO] Conversamos con la nutricionista Vilma Calderón sobre la sana alimentación y su relación con el sistema inmunológico, en tiempos de COVID-19.

Posted by Sabrosía Puerto Rico on Friday, March 13, 2020

Otra vitamina que es importante para mantener el sistema inmune saludable es la vitamina D y, de acuerdo a Calderón, su deficiencia aumenta el riesgo de infecciones. "En estos momentos tenemos prácticamente una epidemia en las personas ya que muchísima gente está deficiente en esta vitamina", explicó la licenciada, quien se ha encontrado con estos casos en su consultorio un sinnúmero de veces, por lo que les recomienda que se hagan niveles de vitamina D "y de estar bajos comiencen una suplementación".

Buenas fuentes de esta vitamina D son: salmón de captura salvaje o “wild caught”, la leche fortificada con esta vitamina, el yogurt, la yema de huevo y, de acuerdo a la experta en nutrición, el tomar el sol entre 10-15 minutos temprano en las mañanas o en la tarde.

La Vitamina A también es importante e igualmente su deficiencia aumenta el riesgo de infecciones, según Calderón. Esta será fácil conseguirla en alimentos amarillos o verdes como: calabaza, zanahorias, batata mameya, yema del huevo, y frutas como mangó y papaya.

Los dos minerales importantes a tener en cuenta son el selenio y el zinc. El selenio, por su parte, ayuda en la formación de anticuerpo y podemos encontrarlo en alimentos como las nueces de Brazil, la avena, el brécol, la cebolla, carnes blancas y rojas y pescados.

"En el caso del Zinc este mineral es igualmente muy importante ya que ayuda a la formación de los glóbulos blancos, que son las células que se encargan de ir a batallar contra las infecciones", comentó la nutricionista, a la vez que informó que buenas fuentes de Zinc son: la yema del huevo, las carnes, las espinacas y las semillas de calabaza..

Como recomendación, finalmente, la licenciada sugirió ingerir comida cultivada sin pesticidas, así como considerar una suplementación con antioxidantes como el Acido Alfa Lipoico y el Glutatión, que se encuentra en pequeñas cantidades en alimentos como: brécol, coliflor, espárragos, calabaza, cebolla, espinaca). El uso de la echinacea también ayuda al sistema inmunológico.

 

Recomendaciones adicionales por parte de la nutricionista Vilma Calderón:

  1. Evitar lo que debilite el sistema inmunológico como las azúcares, refrescos y repostería, junto a los alimentos fritos. Evitar también el cigarrillo.
  2. Controlar el peso, ya que las personas obesas tienen más riesgos de infección.
  3. Tomar mucha agua para mantener la hidratación y preparar jugos verdes o jugos de vegetales, téses, que son antioxidantes, como el té verde y otros.
  4. Hacer ejercicios de forma moderada, ya que el ejercicio mejora el sistema inmunológico. Si se hace el ejercicio en un gimnasio, hay que tomar las medidas de higiene al usar las máquinas o pesas y preferiblemente se debe incluir una caminata en un área con árboles ya que los mismos producen una sustancia que se ha encontrado mejora el sistema inmunológico, además que nos relaja.
  5. Dormir las horas de sueño adecuadas, ya que la deprivación del sueño debilita el sistema inmunológico.
  6. Manejar adecuadamente el estrés, ya que el mismo suprime el sistema inmunológico.
  7. Incluir prácticas que nos puedan ayudar en el área emocional o espiritual. Ver películas cómicas mejora el sistema inmunológico, pero también la oración y la meditación se sabe que, igualmente, fortalece nuestra inmunidad y nos prepara mejor para enfrentar las situaciones que sean.

 

Te recomendamos:

Recomendaciones para el manejo oportuno de alimentos de cara al COVID-19

La forma en la que seleccionamos, compramos, guardamos, cocinamos y desinfectamos nuestros alimentos es importante