Comida Saludable

Linaza: seis beneficios para la salud de consumir esta semilla

La salud y la linaza van de la mano al ser un alimento lleno de muchos nutrientes. Te contamos cómo ayuda esta semilla a tu organismo.

Lusitano1

Desde la chía hasta el cáñamo, el mundo de las súper semillas está lleno de mucha competencia saludable. Si bien es fácil acostumbrarse a la chía en el desayuno, su contraparte, las semillas de linaza puede ser igual de deliciosas, además de aportar diversos beneficios para tu salud.

Según reseña el portal Bustle, las semillas de linaza son conocidas por estar llenas de vitaminas y nutrientes esenciales como proteínas y ácidos grasos, por lo que es una forma pequeña pero poderosa de aumentar tu ingesta diaria.

Beneficios de las semillas de linaza

También son versátiles y fáciles de usar en una amplia gama de recetas, pero son especialmente populares en platos simples como avena, batidos y panes de postre. A diferencia de algunas otras semillas, es importante molerlas para absorber mejor sus nutrientes ya que los seres humanos no pueden digerir fácilmente su exterior.

Así que sin más preámbulos, te dejamos algunos beneficios para tu salud que te brindan estas semillas, demostrando que son una fuente de nutrientes que vale la pena agregar a tu lista de compras.

La linaza es una gran fuente de fibra

La linaza es una excelente fuente de fibra. Según la dietista Jennifer Mimkha, dos cucharadas de porción contienen aproximadamente 4 gramos de fibra dietética, que es más que los 1,1 gramos que contienen las semillas de cáñamo. Eso es aproximadamente el 14% de la ingesta diaria recomendada, explica.

Son altas en proteínas

Puedes recurrir a las semillas de linaza para obtener una dosis sólida de proteína. “En dos cucharadas, hay 4 gramos de proteína, que es bastante alta para una cantidad tan pequeña de alimentos”, dice Mimkha. Comparativamente, las semillas de chía contienen aproximadamente un gramo menos que la linaza.

Son buenas para la salud del corazón

Según el dietista Tamar Samuels, los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en las semillas de linaza contribuyen a la prevención de enfermedades cardiovasculares. Los estudios han demostrado que, a su vez, la linaza ayuda a reducir ese riesgo.

“Se ha demostrado que los ácidos grasos omega-3 en particular disminuyen los triglicéridos altos”, dice, lo que significa que combaten el exceso de grasa en el torrente sanguíneo. Samuels añade que las propiedades antiinflamatorias de estas semillas también pueden ayudar en la salud del corazón.

shutterstock5169-35517629734c15bbd839eca96f492a31.jpg
shutterstock

Pueden ayudar a regular el azúcar en la sangre

La linaza desempeña un papel en la regulación del azúcar en la sangre. “Se ha encontrado que reduce la hemoglobina A1C, que es un marcador para el azúcar en la sangre”, dice Samuels, lo que significa que podría ser útil para aquellos con pre-diabetes o diabetes. La razón principal de esto es debido a los altos niveles de fibra presente en ellas, lo que puede retrasar la absorción de azúcar en la sangre.

Son buenas para la digestión

Según Mimkha, las altas cantidades de fibra soluble que se encuentran en las semillas de linaza hacen que sean increíblemente beneficiosas para el tracto digestivo. “La fibra proporciona prebióticos, que tienen un efecto antiinflamatorio en el intestino y pueden reducir problemas gastrointestinales como diarrea y estreñimiento”, dice.

La linaza también tiene beneficios de belleza

Si el sistema digestivo y el intestino están funcionando sin problemas, es una señal de que el cuerpo ha disminuido la inflamación, lo que hará que brille tu piel, dice Mimkha. “La piel es sólo una representación externa de lo que está pasando internamente”, dice. Incluso un estudio reciente encontró que comer alimentos antiinflamatorios, como las semillas de linaza, puede conducir a una tez más clara.

Además de eso, Mimkha añade que tu cabello y uñas pueden beneficiarse del rico contenido mineral de este alimento. Estas semillas son altas en ácidos grasos omega-3, vitaminas del grupo B y vitamina E, que son todos micronutrientes que contribuyen a lo fuertes que son las uñas y a la rapidez con la que crece el cabello.

Te recomendamos: