Comida Saludable

Las mujeres aumentan un 78% de riesgos de sufrir cáncer de hígado por las bebidas azucaradas

Así lo determinó una investigación entre la Universidad de Harvard y Carolina de Sur

Anteriores estudios indicaron que los hombre son tres veces más propensos a sufrir por cáncer de hígado, muchas veces relacionado porque ingieren más alcohol que las mujeres, sin embargo, una nueva investigación estadounidense en conjunto con dos universidades indicó el que abuso de consumo de bebidas azucaradas puede estar vinculado con mayores riesgos de padecimiento sobre dicho cáncer en el género femenino.

“Nuestros resultados sugieren que el consumo de bebidas azucaradas es un factor de riesgo potencialmente modificable para el cáncer de hígado”, indicó Longgang Zhao, candidato a doctor en la Universidad de Carolina del Sur (Estados Unidos) y autor principal del estudio, junto con investigadores de Harvard.

Datos

Se indicó que se utilizaron 90.504 mujeres posmenopáusicas para poder tomar los distintos análisis. El grupo de mujeres llenaron formularios y tuvieron un seguimiento médico de 18 años. Las que consumieron una o más más bebidas azucaradas por día, presentaron un 78% más de riesgo de desarrollar cáncer de hígado en comparación con aquellas que ingerían menos de tres raciones de esa bebida al mes.

Se descubrió que alrededor del 7% de las participantes informaron ingerir una o más raciones de unos 360 mililitros de bebidas azucaradas al día. Zhao agregó que “si se confirman nuestros hallazgos, reducir el consumo de bebidas azucaradas podría servir como estrategia de salud pública para disminuir la carga de cáncer de hígado”.

En Latinoamérica, citando datos oficiales del gobierno de Argentina, se conoció que hay por año unos cinco casos nuevos de hepatocarcinoma (el tumor de hígado más frecuente) cada 100.000 habitantes. Los cánceres de hígado afectan principalmente a personas con cirrosis, hepatitis C, alcoholismo o hígado graso no alcohólico.

Síntomas del cáncer de hígado

  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Pérdida del apetito.
  • Sensación de saciedad tras comer poco.
  • Náuseas o vómitos.
  • Agrandamiento del hígado.
  • Agrandamiento del bazo.
  • Dolor en el abdomen o cerca del omóplato derecho.
  • Hinchazón o acumulación de líquido en el abdomen.
  • Picazón.
  • Coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia).
Tags

Lo Último

Te recomendamos