Comida Saludable

La coliflor, un alimento que aporta fibras y mantiene en óptimas condiciones el tránsito intestinal

Aunque no es uno de los favoritos, diversos especialistas resaltan sus aportes vitamínicos

Diversas y ricas características resaltan en esta fantástica verdura, por excelencia un verdadero clásico para varios tipos de verduras, entre ellas, la gran cantidad de agua que contiene (más del 90%) y un aporte calórico escaso gracias a su disminuido contenido en hidratos de carbono, proteínas y grasas, lo que hace que sea indispensable como parte de una dieta hipocalórica o para adelgazamiento.

Ingortze Zubieta, vicepresidenta del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas del país vasco Euskadi, resalta a la coliflor como “una buena fuente de fibra, lo que hace que sea muy saciante y además colabora en la regulación del tránsito intestinal”.

Beneficios del consumo de la coliflor

Entre sus diversas atribuciones resalta su contenido elevado en vitamina C, debido a esto, distintos profesionales de la medicina y nutrición recomiendan que el tiempo de cocción no debe rebasar los 10 o 15 minutos, con el fin de evitar la eliminación de este nutriente. Otra de sus marcadas cualidades es que contiene vitaminas del complejo B como la vitamina K y el ácido fólico, ambos suplementos indispensables para la correcta coagulación de la sangre y la salud de los huesos.

Coliarroz

Zubieta asegura que una manera saludable de incorporar la coliflor a las comidas diarias es preparar la coliarroz, ya que puede cortarse con un cuchillo, puede rallarse cruda o pasarla por una multiprocesadora para que quede picada. “Una buena forma de disfrutar de la coliflor de una manera divertida y sin emplear demasiado tiempo en la cocina con alimentos reales, es decir, con carnes, mariscos, pescados, huevos u otros vegetales, evitando añadir salsas industriales como mayonesas”.

Cómo evitar los gases y malos olores

Para nada es un secreto que su consumo crea gases e incluso, malos olores, debido a que contienen en su composición elementos isotiocianatos, entre ellos el sulforafano, los cuales son inodoros cuando están crudos que se liberan en forma de sulfuros cuando se cocinan.

Ante esto, el especialista español informa y recomienda que “cuanto mayor es el tiempo de cocción, más abundante es la presencia de estos sulfuros, concretamente el ácido sulfhídrico, que tiene un olor desagradable. Al entrar en contacto con el agua caliente, estos sulfuros son los responsables de su olor característico, por lo que hay que cocerla menos de 5 minutos”.

Tags

Lo Último

Te recomendamos