Estilo de Vida

El triste detalle que el chef personal de Lady Di reveló sobre el día de su muerte

La princesa Diana era muy distinta a los otros fríos miembros de la realeza.

Lusitano1

La princesa Diana falleció en un accidente automovilístico el 31 de agosto de 1997. Nadie podía creerlo. Mucho menos Darren McGrady, quien fue chef personal de la reina Isabel II por más de una década y luego fue el cocinero exclusivo de Lady Di.

De acuerdo con el portal Daily Mail, durante una entrevista con la emisora australiana KIIS 106.5 FM para la radio el cocinero, de 58 años reveló un detalle conmovedor de la trágica noche en que Lady Di murió. También habló de lo distinta que era a los fríos miembros de la realeza y el don de gente que siempre la acompañó.

"Desde su separación del Príncipe Carlos en 1992 me convertí en su chef personal. Venía de servir a la reina desde 1983, de hacerle cuatro comidas al día, acompañarla a las visitas reales, y ahora estaba frente a la princesa más famosa de todo el Reino Unido", relató McGrady.

Una cena lista a la que Lady Di nunca llegó

Darren McGrady contó que se impactó mucho cuando conoció a Lady Di. Logró sentir el efecto "magnético" del que todos hablaban. "Diana venía a comer a la barra de la cocina, preparaba un plato para ella, ordenaba lo que usaba mientras hablaba conmigo. Eso era algo muy poco común en alguien de la realeza", relató el chef.


Los gestos de cercanía que la princesa Diana tenía con el chef, hicieron que este desarrollara una gran admiración por la llamada “Princesa del pueblo”. Aseguró que tenía un don de gente muy particular.


Tristemente, el cocinero contó que el día en que Lady Di falleció en el un trágico accidente de automóvil en París, él tenía la cena lista. Los platos ya estaban puestos sobre la mesa.

"Estaba allí, con la comida servida, esperando a que ella regresara. Todo ese tiempo en que la esperé fue horrible. Era muy extraño que no llegara a horario, y luego supe la peor noticia", contó conmovido.

La noticia de la muerte de de la princesa Diana le hizo sentir como si perdiera a alguien muy especial. Él la esperaba con ansias, como se espera a un amigo al que se invita a una cena. La comida estaba lista, pero Lady Di, lamentablemente, nunca llegó.

 

Te recomendamos en video: